La importancia de la motivación intrínseca

Existen dos tipos de motivación: Intrínseca y extrínseca.

La motivación extrínseca es aquella que viene del exterior, aquella que percibimos de parte de otras personas o acontecimientos. Es fundamental para nuestro desarrollo en la edad escolar, pues son los adultos, tanto padres como maestros quienes nos inculcan los valores y autoestima que nos permitirá superar metas y obstáculos.

A medida que crecemos, estas palabras son introyectadas y cada vez que nos sentimos desanimados, estas palabras resuenan en nuestra mente y nos impulsan para seguir adelante. Estas se convierten en motivación intrínseca. Sin embargo a veces este mecanismo falla.

Las razones por las cuales puede fallar pueden ser múltiples: baja autoestima, falta de confianza, inseguridad, fracasos repetidos, o en ocasiones pudimos haber sido víctimas de algún evento traumático que dejó huella en nosotros y eso ha acallado las voces con mensajes positivos que en algún momento tuvimos en mente.

En ocasiones estamos esperando a que esa motivación llegue del exterior, y cuando esto no ocurre, nos desanimamos con facilidad. Debemos hacer uso de nuestros mecanismos de motivación intrínseca. Cuando somos pequeños, en algunas ocasiones, pudo ocurrir, que nunca recibimos ese apoyo de parte de los adultos, y entonces no sabemos ni dónde ni cómo encontrar esa pequeña voz que nos diga "tú puedes"; y aún más si las únicas voces que encontramos fueron, por el contrario, desmotivadoras o negativas. Preferimos quedarnos ahí, sin movernos por el temor a equivocarnos y evitar ser reprendidos por nuestras críticas internas.

Independientemente de nuestra historia escolar, de nuestra carencia o exceso de apoyo y auxilio de parte del exterior, es importante decirnos constantemente, a nosotros mismos, aquello que necesitamos escuchar para seguir adelante, incluso aunque nos cueste trabajo creerlo. Debemos exigirnos más, motivarnos más, decirnos constantemente "yo puedo, yo soy fuerte, yo soy valiente" y dejar de escuchar las voces inconscientes del pasado que dicen lo contrario. Al principio no será muy fácil, pero como todo, la clave es la constancia.

Ahora analiza: ¿Qué te gustaría escuchar?

Temas
© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros