Aparte del glamour y de pronunciar "croissant" correctamente, ¿qué me puede aportar el francés?

Hablar un solo idioma extranjero, hoy en día, ya no es suficiente. Obviamente, nadie puede negar que el inglés es una lengua indispensable ni la más importante. No obstante, si bien es fundamental dominar tanto el propio idioma materno así como el inglés, actualmente tenemos que aprender otra lengua. ¿Por qué?

Vivimos en una sociedad globalizada con todo lo que ello conlleva. Esa constante y creciente comunicación entre los diferentes países del mundo se traduce en el hecho de que tenemos que adaptarnos a la multiculturalidad y, por consiguiente, al plurilingüismo que tanto caracterizan la sociedad en la que vivimos.

¿Y por qué esa otra lengua ha de ser el francés?

Según la OIF -Organización Internacional de la Francofonía- el idioma francés es el quinto idioma más hablado en el planeta, lo cual viene a ser una excelente posición teniendo en cuenta que, en el mundo, hay cerca de 7000 idiomas distintos. Más de 300 millones de personas hablan francés en el planeta. En relación a ello, decir que el francés es la única lengua, junto al inglés, que es hablada en los cinco continentes. Y, por otro lado, cabe señalar que el francés es la segunda lengua más aprendida en el mundo ya que cuenta con más de 50 millones de estudiantes.

Antiguamente, el francés era la lengua más importante. Ha sido, durante siglos, el idioma de las cortes reales europeas, lo cual influenció todas las lenguas europeas, entre ellas el inglés y el ruso. Si bien es verdad que, actualmente, dicha importancia se ha reducido, el francés sigue siendo, a día de hoy, una lengua importante de la política y de la economía internacional. Pero el francés no solo es un idioma del pasado y del presente. Se trata, sobretodo, de una lengua de futuro ya que se prevé que, de aquí a 2050, seremos 700 millones de francoparlantes.

¿Cuáles son los motivos para aprender francés?

  1. Hablando francés, aumentamos de manera exponencial nuestras oportunidades de encontrar un empleo en el mercado laboral, ya sea en el propio país en el que vivimos o bien a nivel internacional. En efecto, España cuenta con un elevado número de turistas francófonos así como residentes de habla francesa. Por otro lado, grandes e importantes empresas, de ámbitos diversos y que tienen su sede en Francia, crean puestos de empleo en España. Dichas empresas las conocemos todas y todos: Carrefour, Alcampo/Auchan, Decathlon, Fnac, Renault, Peugeot, Danone, Leroy Merlin, Orange, Alain Afflelou, etc.
  2. Aprender francés es abrirse a una nueva cultura. Francia, país de nacimiento de la Declaración Universal de Derechos Humanos, es un país que muestra una gran riqueza cultural en cuanto a la literatura, el cine, el teatro, la música, la moda, el deporte, la gastronomía, el arte, la ciencia y otros saberes. Así, hablando y comprendiendo francés tenemos acceso, en versión original, a los textos de grandes escritores franceses como “Los Miserables” de Victor Hugo, y “Los 3 Mosqueteros” y “El Conde de Montecristo” de Alexandre Dumas. También tenemos la posibilidad de leer, asimismo en versión original, a grandes filósofos como Descartes y Rousseau. Por otro lado, hablando y comprendiendo francés, tenemos la suerte de poder apreciar películas de actores de renombre como Alain Delon y Gérard Depardieu. Y, asimismo, podemos deleitarnos con la música de ilustres cantantes tales como Edith Piaf y Charles Aznavour. En definitiva, además de ser, en la opinión de muchos, un idioma melódico que transmite una imagen positiva y elegante, el francés nos abre las puertas a una historia y a una cultura que ha aportado y sigue aportando mucho a la Humanidad.
  3. Estudiar francés para hacer turismo. Francia es el país más visitado. Y, ¿qué mejor manera de conocer un país que llegar a él con unas nociones de francés, aunque sean mínimas? Comprender y hablar francés es indispensable si queremos entender y conocer su cultura, a los franceses y, en definitiva, el arte de vivir a la francesa.
  4. Por último, y no menos importante, estudiar francés ayuda a aprender otras lenguas, sobretodo las lenguas romances -español, italiano, portugués, rumano-, porque todas ellas provienen del latín. Por otro lado, hablar inglés viene a ser un “facilitador” a la hora de aprender francés ya que el francés ha proporcionado al inglés más del 70% de su vocabulario actual.

Tal y como lo puedes apreciar, el idioma francés es una lengua de suma importancia ya sea a nivel laboral, cultural, político, turístico, etc. Como profesora particular de francés, desde hace casi diez años, he conocido y ayudado a muchos estudiantes de todas las edades y con metas diversas que les ha impulsado a aprender el francés.

Si te estás planteando aprender la lengua de Molière -uno de los mejores escritores de la lengua francesa y de la literatura internacional del siglo XVII-, te doy la bienvenida en este viaje apasionante que viene a ser el francés. ¿Empezamos?

Temas
© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros