• Cómo dar clases particulares en verano ...

Ser profesor particular en verano puede ser una gran idea

Es una de las cosas más típicas, ser profesor particular en verano. Entre todos los trabajos de verano para estudiantes, dar clases particulares es uno de los trabajos más cómodos y mejor pagados. 

Publica tu anuncio gratis ahora

Si consigues tener el número de alumnos suficientes es posibles que trabajando solo un par de horas todas las tarde entre semana te ganes hasta 100 euros a la semana. No es algo que te dé para vivir, pero es perfecto para un trabajo para estudiantes que están de vacaciones. 

 

Ventajas de ser profesor particulares en verano

 

Siempre ha sido una de las salidas profesionales más comunes de los estudiantes en verano, así que algo tendrá. Son muchas las ventajas que tiene ser profesor particular durante las vacaciones. 

Sobre todo para aquellos alumnos que han sacada buenas nota y quieren sacarse un dinero extra. Pero si ya estás trabajando y necesitas un sobresueldo es también la mejor época para ser profesor particular. 

  • Los profesores del curso están de vacaciones: hay profesores particulares que no trabajan en verano. Que se toman un descanso, es el momento en el que se contratan a otros que tienen el verano más libre, así que se abren muchas oportunidades.
  • Más niños necesitan refuerzo: hay niños que solo da refuerzo en verano. El cole se acaba y los padres no quieren que a los niños se les olvide todo lo aprendido y que no pierdan los hábitos. Por eso contratan a un profesor particular. 
  • El refuerzo que necesitan no es muy complicado: la mayoría de niños que necesitan clases en verano son pequeños y necesitan ayuda con los clásicos deberes de verano. Esto no requiere mucho esfuerzo, pero con los mayores tampoco, porque la mayoría ya han visto el temario y se lo han estudiado un poco, así que tu solo tendrás que explicarlo de otra manera y hacerlo de forma diferente para que lo entienda mejor. 

  • Horarios más flexibles: si ya de por sí en las clases particulares son flexibles los horarios, en el verano son aún más. A menos que los padres quieran contratar un profesor para las horas en las que estén trabajando, pero no es lo normal. El alumno tiene muchas más horas libres e incluso podrás cambiar en el último momento si te viene mal por lo que sea. 
  • Se abren oportunidades para el curso: si tienes intención de seguir dando clases particulares durante el curso una buena idea es conseguir alumnos ahora. Si quedan contentos seguramente te vuelvan a llamar para otro momento. Y si no siempre te pueden recomendar. 
  • Compatible con otros empleos: al tener flexibilidad horaria puedes compaginarlo con otros trabajos incluso con los estudios. Las clases particulares pueden ser un sueldo extra para profesores y para profesionales que dominan bien una asignatura.  

Regístrate como profesor y empieza a dar clases esta semana

  • El pago se hace en el momento: muchas personas que tienen trabajos en verano quieren trabajar para poder vivir bien durante las vacaciones y no tener que esperar a final de mes para cobrar. Las clases particulares se suelen pagar al final de cada clase, por eso es bueno si quieres trabajar para disfrutar del verano. 
  • Puedes elegir a quien dar clase: a diferencia de las clases en una academia tú puedes elegir a quien darle clase y el nivel que quieres impartir. Sobre todo si te registras en alguna web para conseguir alumnos, donde encontrarás una gran oferta. 
  • Te pueden llamar otros años: hay padres a los que les gusta tener siempre el mismo profesor o profesora todos los veranos. La relación con un profesor particular se basa en la confianza y muchas veces esta está por encima de los resultados. 
  • Refuerzas tus propios conocimientos: si eres estudiante y no quieres desconectar por completo en verano estas clases te vendrán genial. Repasarás contenido básico, pero te servirá para no perder el contacto con las materias. 

 

 

¿Cómo ser profesor particular en verano?

 

Es muy sencillo, solo tienes que conseguir alumnos y prepararte bien las clases. Si nunca has entrado en este mundo puede que lo veas un poco complicado, pero es mucho más fácil de lo que piensas. 

  • Crea un perfil: entra en Tusclasesparticulares.com y regístrate. Si no conocer a nadie que necesite clases, lo mejor es encontrar por una página especializada en clases particulares. 
  • Crea un buen anuncio: tienes que ser capaz de resumir en un anuncio todas aquellas cosas que ofreces, el tipo de profesor que eres y tu experiencia y formación. Intenta hacerlo de la forma más completa y transmitiendo la mayor confianza. 

  • Contacta con algunos alumnos: en nuestra web podrás encontrar anuncios de alumnos que están buscando clases, así que puedes contactar con ellos o esperar a que ellos contacten contigo. 
  • Entrevista previa: es bueno que antes de la primera clase quedéis y habléis. Que tu alumno o sus padres te cuenten cuáles son las necesidades que tiene objetivos y expectativas hay. Y sobre todo que tú aceptes aquellas cosas que eres capaz de hacer.
  • Preparar la clase: es muy importante que antes de cada clase hagas un plan sobre aquellas cosas que tu alumno debe aprender. Márcate unos objetivos y prepara todo lo necesario para cumplirlos. 

Las recomendaciones de tus alumnos serán la clave para encontrar otros nuevos, así que intenta tener contento a los que ya tengas. Trabaja la confianza y la parte más humana de las clases y seguro que acabarás siendo un gran profesor, esté el tiempo que estés dando clases. 

Síguenos en
© 2007 - 2019 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros