SISTEMAS DE PALANCAS MECÁNICAS EN EL CUERPO

Un mecanismo de palanca permite comprobar la acción de los huesos, que como palancas, multiplican la fuerza de los músculos. Entre las principales funciones del esqueleto están el favorecer la locomoción y permitir el desarrollo de movimientos rápidos.

Tres tipos de palancas:

PRIMER GÉNERO
El movimiento de cabeza al asentir. Al desplazar la cabeza hacia atrás, el cráneo pivota sobre la vértebra atlas (punto de apoyo). El trapecio y el esternocleidomastoideo, realizan la fuerza necesaria para mover el peso de la cabeza.
SEGUNDO GÉNERO

La palanca de segundo género o interresistencia, coloca la resistencia o fuerza a vencer entre el punto de apoyo y la potencia. Se consigue una palanca de resistencia más corta que la de potencia, lo que ayuda a vencer grandes resistencias aunque de manera muy lenta y con muy poco recorrido en su movimiento.

Es por tanto una palanca de fuerza que podemos encontrar por ejemplo en los tobillos donde el peso del cuerpo queda en el centro, dejando la articulación del tobillo por delante de él y la fuerza por detrás, producida por los músculos gemelos y soleo.

TERCER GÉNERO
La palanca de tercer género o interpotencia, es una palanca que posibilita los movimientos veloces y dinámicos. Sitúa la potencia entre la resistencia y el apoyo, por lo que el brazo de resistencia es más largo que el de potencia.

Se consigue una buena amplitud de movimientos aunque con menos fuerza y es el tipo de palanca más frecuente en el movimiento humano, aunque una misma articulación puede formar distintos tipos de palanca en función del tipo de movimiento que realiza. Así en el codo la extensión se realiza con una palanca de primer género

Temas
© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros