Haz que te encuentren: construye una buena imagen de profesor

Stanislav Samisco nos vuelve a facilitar unos consejos de utilidad para quienes quieran iniciarse como profesor particular. Nos explica desde su experiencia la importancia cuidar la imagen que se transmite. ¿Qué pensáis que es clave para llamar la atención de un alumno? Slanislav nos propone unas ideas basadas en su experiencia pero os invita a todos a opinar al respecto. ¡Aquí va el artículo!


Antes de empezar con el tema en cuestión me gustaría dar las gracias a todos aquellos que decidieron mostrar su apoyo en mi artículo anterior. En esta ocasión me gustaría compartir unas cuantas ideas con mis camaradas del gremio.

¿Qué es lo que puede hacer un anuncio más atractivo?


Seguro que hay una infinidad de artículos, consejos y libros acerca de cómo crear un anuncio realmente atractivo, pero una de las variables que siempre hay que tener en cuenta es el formato. En este artículo me quiero centrar únicamente en el formato de Tus Clases Particularesy en aquellas cosas que me ayudaron en el camino y que están probadas por la experiencia, con unos buenos resultados de prueba.

1. La primera impresión

Para mí se compone de tres elementos, en los cuales los alumnos potenciales se fijarán tan sólo unos segundos, antes incluso de leer las primeras líneas de vuestro anuncio: el título, la fotografía y las recomendaciones.

El título. Es el primerísimo escalón a superar antes de enamorar a vuestros alumnos potenciales. Veamos exactamente los recursos que están a nuestra disposición aquí. Son 130 caracteres de título en total, de los cuales sólamente 73 son visibles en la página de búsqueda de anuncios. No es mucho, pero es más que suficiente. Es importantísimo que entendamos que títulos tipo "Profesor titulado ofrece clases de inglés", no ayudan en absoluto. Lo que escribáis ha de ser: llamativo, relevante, verdadero y, sobre todo, ¡único! Somos muchos los que luchamos por el espacio en una misma página de la búsqueda, así que nos toca ser creativos.

La fotografía. Efectivamente, una vez un alumno decide clicar en el título de vuestro anuncio, le espera vuestra fotografía. Y aquí es donde muchísima gente falla. Vivimos en una época de smartphones, de una cultura marcada por instagram, selfies, etc. Quitad ahora mismo esas fotos que os han sobrado de la última vez que fuisteis a haceros el DNI, borrad esas atroces fotitos en la oscuridad de vuestro cuarto tomadas con la webcam, siendo vosotros el pixel del centro. Tomad vuestro smartphone, un amigo y dos cervezas. Id a un parque cercano con un simple look casual y dejad que vuestro amigo os retrate, en ambiente relajado y con naturalidad y espontaneidad. Los efectos de una fotografía nefasta pueden ser bastante desagradables.

Las recomendaciones. Si ese alumno potencial consigue superar la barrera de la foto, pensaréis que el siguiente paso es el texto de vuestro anuncio. ¡Error! Según me dijo una gran mayoría de mis alumnos, el siguiente paso es mirar con lupa vuestras recomendaciones. Entonces, ¿cómo podemos cuidar esa parte? Es decir, ¿realmente tenemos control alguno sobre qué dicen de nosotros? ¡Pues sí! Limitado pero sí. En cuanto a los comentarios, he descubierto este último año, que no son las alabanzas exageradas, sino los comentarios realmente constructivos, los que realmente influyen en la opinión de las personas. Así que, antes de mandar cualquier solicitud de opinión, siempre pedid al alumno que sea lo más genuino y sincero posible.

2. El anuncio

En cuanto al anuncio, me gusta ceñirme siempre a la famosa regla de 80/20. Es decir, que el lector pueda conseguir el 80% de la información más relevante a partir de un 20% del texto. Para ello, simplemente dedicad el primer párrafo a aquello que consideráis que tiene la mayor relevancia. Pensad en las preguntas que más gente hace y con más frecuencia. El resto dedícalo a preguntas menos frecuentes. Y para aquellos que estén empezando y todavía no tienen mucha experiencia en la conversación con los alumnos, os dejo las que suelo recibir yo con mayor frecuencia:

- ¿Eres nativo?
- ¿Cuál es el precio de las clases?
- ¿Existe una cantidad de horas mínimas por semana?
- ¿Ofreces clases online?
- ¿Cuáles son las zonas a las que te desplazas?
- ¿Eres nativo?
- ¿Cuál es tu método de enseñanza?
- ¿Cuál es tu disponibilidad horaria?
- ¿Preparas para exámenes oficiales?
- Pero, ¿Eres nativo?

En cuanto al registro, siempre elijo un lenguaje semi-formal. Prescindir por completo de la formalidad perjudicaría mucho tu imagen, pero quedarse en una fría y distante seriedad también tendría un resultado negativo, pues trasmite justo lo contrario de lo que nos interesa.

3. El perfil

Mi recomendación sería poner un poco acerca de vosotros mismos. Me gusta separar toda la imagen en dos partes. La primera es la imagen puramente profesional - el anuncio propiamente-, y la segunda es más personal, social y cercana - el perfil.

Stanislav Samisco es profesor particular desde hace 4 años, tanto en academias como por cuenta propia. Imparte clases de ruso e inglés.
Temas
© 2007 - 2022 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros