Encontrarse en una nueva lengua, para vivir nuevas sensaciones y volar hacia el saber

La gran aspiración o fin, de aprender un idioma, es siempre comunicar, ya que, los seres humanos comunicamos, incluso, con nuestro silencio...

Dicho esto, somos seres interdependientes de las sociedades en las cuales realizamos nuestras vidas, de modo que, es necesario interactuar con otros, sean personas o animales. Por lo tanto, al aprender un nuevo idioma, no solo aprendemos el lenguaje de un modo metalinguístico, ya que, lo más importante de un idioma o lengua es comunicar. De modo que, interactuar con otros, hará que nuesta visión se expanda, y veamos la realidad con otra perspectiva. Al hacerlo, entenderemos el por qué del comportamiento de otras sociedades, otros países, y seremos capaces de entender la cultura y el entorno en el cual se desarolla la vida de éstos.

Aprender un nuevo idioma, significa un enriquecimiento intelectual y personal, cómo también, mejores oportunidades de trabajo y vida. Pero el tiempo, es lo único que puede limitarnos en el aprendizaje de éste, pero si organizamos el aprendizaje, podremos tener resultados favorables y estaremos un paso más cerca de nuestro objetivo, el cual será comunicarnos y vivir experiencias que recordaremos siempre. Sin embargo, aprender idiomas no es siempre fácil, puesto que existen muchos obstáculos al momento de aprenderlos, y alguno de ellos son: el tiempo y el dinero. De modo que, para obtener el aprendizaje correcto, necesitaremos un mentor, que nos guíe hacia las fuentes del saber, y el tiempo para poder hacer este viaje interior, el cual nos mostrará que hay vida en el mundo y que el mundo no es sólo el país en el que vivimos. Por ende, aprender un idioma, es ver más allá de lo que mis ojos ven, y comprender que las palabras generan nuevas realidades y representan una fuerza aún mayor.

Si no existiese la voluntad de comunicar, no podríamos leer aquellos libros traducidos en distintos idiomas, para que el mensaje que contienen se expanda y generen nuevos conocimientos en aquellos lectores. Si, Dante, hubiese escrito sólo en latín, no podríamos disfrutar de la lengua italiana, él, eligió comunicar, y creó; La Divina Comedia.

Elegir, es un proceso que realizamos cada día, elegir es la acción que determina en muchas ocaciones la dirección de nuestras vidas, y un nuevo idioma, podría ser el capitán que dirija tu vida por nuevos caminos, hacia nuevas aventuras, y con un mundo por delante, el cual espera por ti.

© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros