Enseñanza Virtual en tiempos de COVID-19

Está claro que en los tiempos que corren es mucho más dificil encontrar la concentración absoluta a la hora de ponerse a estudiar, por no hablar de que se trata de undeporte de riesgo ser profesor particular. A los estudiantes les da pánico esas palabras terribles, que empiezan a sonar en todas las televisiones, "vuelta al confinamiento", "clases onlines", "salas virtuales". ¡Horror, pánico, sálvese quien pueda!

Es evidente que la primera toma de contacto con la enseñanza virtual, tanto por parte de los alumnos como por parte del profesorado ha sido mala, muy mala. Los alumnos, aunque no en su mayoría, no se tomaban las clases en serio y a los profesores les ha costado más de la cuenta eso de la "nueva normalidad" y adaptar los conocimiento a la docencia online.

Por esto yo os traigo unas breves pautas a la hora de afrontar este nuevo mundo de enseñanza que nos espera y que, en mi humilde opinión, creo que tiene más potencial que el que se le da.

1. Crear una sala virtual fácil de utilizar

Lo más importante, y que siempre se ha dicho, es tener un buen lugar de trabajo. Para ello en esta nueva forma de enseñanza es esencial crear un buen espacio "virtual". Mantener una plataforma bien organizada, en la cual, tanto alumno como profesor, pueda llegar facilmente a los contenidos es algofundamental.

2. Actualiza tu forma de enseñar

Obviamente no solo tener un buen espacio es importante, también lo es adaptar tu enseñanza a los alumnos. Intentar ser un poco más imaginativo a la hora de explicar diferentes conceptos utilizando herramientas ya existentes, no solo powerpoint sino realizar videos explicativos, por ejemplo, a los que los alumnos puedan acceder siempre que tengan dudas, etc.

3. Fomentar el trabajo de investigación

La enseñanza, hasta día de hoy, se ha limitado a la memorización de unos conceptos, sin ir más allá. En esta nueva forma de enseñanza debemos fomentar la investigación, la curiosidad del saber. Se ha demostrado que los conceptos se aprenden de manera más rápida si se incentiva al alumnado a buscar información sobre aquello que le llama la atención.

4. Mantente cercano con el alumno

Debes tener en cuenta que todo lo que a ti te parece nuevo en cuanto a la virtualidad de las clases, para los alumnos también lo es. Ellos también pueden sentirse perdidos, confundidos, e, incluso, pueden no saber manejarse en el mundo de internet. Mantener una cercanía con tus alumnos que promueva el respeto y la ayuda recíproca también es importante. Que sepan que pueden acudir a ti si tienen algun tipo de duda con respecto a la entrega de un trabajo, la realización de un examen o una actividad. Servir de apoyo más allá de la enseñanza.

5.Nunca dejes de aprender

Por mucho que creas saber, lo bonito de ser profesor es que siempre, siempre, seguimos siendo alumnos. Informáte de las novedades, investiga las redes sociales, etiende la jerga de tus alumnos. Cuanto más sepas de su mundo, más fácil te va a resultar ponerte en su papel.

Y hasta aquí unas pequeñas pautas para adaptarnos a esta nueva forma de enseñanza. Intentemos darle un giro de 180º a esta situación que estamos viviendo para cambiar aquellas cosas de la educación que se han quedado anticuadas y fomentar el uso de internet, para aprender, investigar y descubrir. Lo importante de la enseñanza es darle las herramientas a tus alumnos para que aprendan todos los días de su vida.

© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros