Cómo sacar la máxima nota en selectividad

No hay mucha gente que esté preocupada en cómo aprobar selectividad, porque con constancia y un poco de esfuerzo se puede conseguir. Sin embargo, sacar una nota que te permita acceder a la carrera que deseas es otra cosa. 

Profesores especializados en selectividad
Concha (7)910
Juan Ramón (5)1010
Marga (12)910

La selectividad es la prueba que te permite entrar en la universidad y la nota que saques es determinante, por eso es el quebradero de cabeza de muchísimos estudiantes. Llevan años preparándose y el último año es el más duro de todos. Es muy importante no perde los nervios y que un mal día lo estropee todo. 

 

Trucos para sobrevivir a la selectividad

 

Existen muchos consejos, desde los más básicos a los más complejos para estudiar para la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU). Estos son de los más básico, pero que nunca se suelen cumplir.

  • Organízate todo: haz calendarios, horarios, listas… Cualquier técnica o método de organización es poco para planificar todo lo que tienes que estudiar. Puede que no los cumplas, pero no importa, porque es como una guía para que no te pierdas demasiado. Si no te molestas en planificar tus días serán un caos, esto te hará tener un poco de orden aunque no sea estrictamente como lo has pensado. 
  • Esquemas y resúmenes: para la selectividad hay que memorizar muchísimos datos y la mejor forma de hacerlo es esquematizando textos y luego de desarrollándolos. Hay muchas fórmulas y técnicas que te ayudarán, pero ninguna mejor que la que te esté funcionando durante todo estos años. Confía en tu forma de estudiar, es por este motivo por el cual selectividad es una carrera de fondo y si nunca ante has estudiado en serio es muy complicado sacar una nota alta. 
  • Encuentra tu espacio: a estas alturas ya deberías saber cómo estudias mejor, solo, con amigos, en la biblioteca, en casa… Ve combinando todas la formas posibles hasta que encuentres aquella forma en la que seas más productivo. Se honesto, no te mientas a ti mismo y haz siempre lo que mejor resultados te arroje. 
  • Prioriza: con el modelo actual de la selectividad las asignaturas específicas suben mucho la nota, así que céntrate en ellas. Si crees que hay algunas asignaturas que lleves peor y no crees que puedas remontar, no bloquees. Es duro dejar asignaturas, pero si vas mal de tiempo es necesario. 
  • Descansa: todo el mundo que estudia selectividad lo da por hecho y acaba por no hacerlo. Tienes que aprender a parar cuando tu cuerpo te lo pide y no puedes continuar, esto es algo que tendrás que tener claro antes de estudiar la carrera, porque los exámenes finales de cualquier carrera son más duros que selectividad y serán varios meses de estudio intensivo dónde tendrás que aprender a desconectar. Duerme ocho horas todos los días, porque si no todo lo que estudies con sueño o cansado no servirá de absolutamente nada. 

Pueden parecer consejos muy básicos, pero es algo mucha gente obvia o no les echa cuenta. El fracaso aparece cuando no echamos cuenta a una de estas cosas básicas. Estos consejos serán el pilar de todo y si uno de ellos se tambalea puede tirar toda la estructura. 

Academias y profesores para preparar la selectividad

 

Elegir tener algo de refuerzo para sacar nota en selectividad es una opción minoritaria, pero que mucha gente elige. Sobre todo si quieres entrar en carreras como medicina o algunas ingenierías, carreras que piden mucha nota para entrar. 

Esta es una prueba que se puede aprobar sin problemas sin una academia para selectividad o un profesores de particular para selectividad. Pero estas dos opciones pueden darte una serie de ventajas que marca la diferencia y puede hacer que saques una nota alta:

  • Más conocimientos: la ventaja más evidente. En una academia hay profesores especializados en cada asignatura que pueden explicarte cosas que no entiendes o si necesitas aclaraciones te las pueden dar. Algunas de ellas incluso impartes clases magistrales. Pero si tienes problemas con una asignatura en concreto lo mejor es un profesor particular ya que te aseguras que sea un gran experto en lo que quieras. 
  • Organización: aparte de contar con la ayuda de un experto en alguna materia, si tienes este tipo de refuerzo contarás con expertos en organización y pedagogía. Esto te proporcionará una serie de técnicas y metodologías que te ayudarán a sacar más nota, te ayudarán con los calendarios y a ir cumpliendo objetivos. 
  • Disciplina: en una academia te obligan de alguna forma a estudiar más. Aunque la responsabilidad final sea solo tuya, pero si has pagado para ir todos los días, o varios días en semana a un sitio a estudiar, es normal que te sientas responsable y tengas más disciplina que alguien que no lo hace. 
  • Feedback: si solo te preparas la selectividad con un profesor (el de tu instituto) solo tendrás una opinión y una forma de hacerla. Muchos alumnos de academias estudian de otra forma, por ejemplo, hay profesores de instituto que deciden no explicar algunos temas porque creen que no va a entrar. Estos problemas si tienes un segundo profesor que te dé su opinión al respecto tendrás menos margen de error. 

Si tu duda está entre profesores particulares y academias, es solo una cuestión de necesidades. Si quieres sacar una nota alta en general lo mejor es una academia, tengas o no necesidades. Pero si tienes dificultad en alguna asignatura en concreto y necesitas, por ejemplo, refuerzo en matemáticas para selectividad, un profesor particular es la solución. 

 

Cómo funciona la selectividad

 

La EBAU durará un máximo de 4 días, aunque en algunas comunidades autónomas que tienen dos lenguas oficiales puede durar 5. Se realizará una prueba por cada materia y la duración máxima de estas será de 90 minutos. 

La selectividad tiene dos fases:

  • Fase general: consta de los exámenes de Historia de España, Lengua Castellana y Literatura y de la primera lengua extranjera (Inglés, francés, alemán…). Además se añadirá una asignatura específica de cada tipo de bachillerato: Matemáticas, Latín, Matemáticas aplicadas a las ciencias sociales, fundamentos del arte…
  • Fase específica: es una parte optativa diseñada solo para subir nota. Se puede hacer hasta 2 exámenes de las materias optativas del bachillerato y sube 2 puntos sobre la nota media de la fase específica. 

Cada examen tiene una estructura distinta que responde a las necesidades de cada materia, pero siempre se presentan dos opciones a elegir y el alumno tendrá que decidir hacer solo un examen. 

La selectividad no es cosa de un día o de una semana. Aunque haya alumnos que estudien el día de antes, es el trabajo de muchos años, de atender en clase y hacer exámenes durante toda la secundaria y el bachillerato, así que si has sido buen alumno no tienes nada de lo que preocuparte. 

 

Síguenos en
© 2007 - 2019 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros