¿No se te da bien estudiar historia? 5 consejos para estudiarla

Aún hoy en día se suele escuchar ¿para qué sirve la historia, para qué estudiarla, qué utilidad tiene para nuestro día a día? Bien, pues si además de verlo inservible e inútil lo ves dificil de estudiar porque son muchos acontecimientos, fechas y personalidades las que tienes que memorizar, la llegada a la meta de la comprensión y del aprobado se hace larguisima incluso inalcanzable. Y si tu profesor de historia lo hace más complicado, la cuesta se te hace más empinada. No obstante, hay solución. Sigue leyendo.

En esta sociedad posindustrial, modernizada y en la que damos tanta importancia al presente y al instante, pensamos que todo es nuevo, que nunca ha pasado, que estamos llenos de estímulos innovadores y, peor aún, que sólo los recibimos uno a nivel individual, y más si hablamos de adolescentes.

La cuestión es que no nos paramos a pensar. El ritmo de vida que llevamos no nos lo permite tampoco. Pero si paramos a reflexionar, el modo y hábitos de vida han cambiado. Eso es innegable. En lo que no ha habido un cambio es en lo esencial, nuetras preocupaciones, emociones, intereses, sueños, temores y en estar rodeados de los que nos quieren.

En definitiva, somos un ser social. Aquí es donde entra el contexto, el por qué somos como somos, el por qué nos comportamos como nos comportamos, y relacionar estas cuestiones, y muchas más, con nuestro pasado y con el medio que nos rodea es básico. Con esto ya tendríamos un consejo, bastante importante, para aprender historia, nuestra historia, pero puedo darte cuatro más:

2. Aprovechate de las nuevas tecnologías

Me supongo que consumas contenidos de entretenimiento a través de innumerables plataformas digitales. ¡Pues dale una oportunidad a la educación! Hay cantidad de canales, blogs, páginas web y aplicaciones que puedes utilizar para entender mucho mejor la historia. Es un consejo que podrías darle al profesor, pues son muchas las dinámicas, actividades y proyectos que podeis realizar con estas herramientas, y mucho más divertido. ¡Dónde va a parar!

¿Cómo encontrar clases de Historia?
¿Te has planteado alguna vez estudiar Historia? Quizá suene algo raro, porque es una materia que se aprende en los años escolares,...

3. No memorices. Compréndelo

El recurso más rápido y "fácil" es memorizar el contenido para luego soltarlo sin ningún filtro personal en el exámen, oral o escrito, para luego olvidarlo antes de que terminen las clases del mismo día. ¿Te puede salvar el examen? Puede. ¿Sufres en el proceso y en el futuro? También. Me refiero a que, con historia, memorizar es un sobresfuerzo porque los temas son muy densos.

Recomiendo la comprensión, es decir, intentar entender lo que ocurre en un tiempo determinado, los motivos, las causas, las consecuencias, etc. El apoyo familiar y compartir tu entendimiento con compañeros de clase puede ayudar más que mucho, pues te hacen observar otras perspectivas que a lo mejor no tenías contempladas. Internet para esto es básico también.

4. Cultura general y temas de conversación

Estudiar historia es como viajar. Es lo más parecido a leer una novela histórica o de ciencia ficción, pues viajas a otras épocas que realmente existieron. Te abre la mente a otras formas de actuar, de pensar, de organizarse socialmente, y de comprender por qué el mundo funciona en la actualidad como funciona. Te hace más tolerante a los cambios y te hace conocer cómo ocurrieron algunos acontecimientos en realidad.

En general, nos dejamos llevar mucho por el imaginario colectivo y esterotipos, pero la historia hay que escucharla desde los dos bandos. Siempre hay dos versiones de la historia. La capacidad crítica te la da esa facultad que tengamos de escucharlas.

Encuentra clases de historia

5. El sistema educativo nos "obliga" a estudiar historia

La historia, junto a la geografía, es una asignatura troncal y obligatoria en Secundaria y Bachillerato. Se estudia toda la historia a nivel mundial y a escala nacional. Y hay que aprobarla, al menos intentarlo, ya que ahora se puede promocionar dejando una asignatura o incluso más. Con este apartado vengo a decirte que no tienes otra salida que estudiarla. Lo que puedes cambiar es la forma, y para ello estos pequeños pero importantes consejos.

Si se te hace muy duro estudiar historia, intenta seguir estos pasos o encontrar clases de apoyo escolar de historia. Quizás no lo veas ahora, pero la historia está en plena construción porque no es sólo el pasado, es tu presente que, con tus decisiones, formarán un pasado en el futuro.

© 2007 - 2023 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros