¿No se te da bien estudiar historia? Tres consejos para comprender historia fácilmente

El falso mito de que las letras son más fáciles se observa principalmente en aquel alumnado que llega a cursar el bachillerato de humanidades.

Estudia historia con un experto

La famosa asignatura temida en general es Lengua y Literatura castellana. Sin embargo, en los últimos tiempos, se ha observado una tendencia en auge de considerar la asignatura de Historia de España o Historia del Arte, dependiendo de la modalidad, como la materia teórica más compleja a la hora de memorizar para los estudiantes.

Evidentemente, se debe tener en cuenta que estamos ante un ámbito muy teórico, que implica no solo comprensión sino la capacidad de retención de datos, fechas, nombres, periodos… Así pues, aunque no hay una regla mágica para poder facilitar y simplificar el aprendizaje de estas asignaturas, hoy presentamos varios consejos que pueden ser beneficiosos en el momento de planificación del estudio de historia:

Visualización didáctica

En la asignatura de Historia de España, sobre todo en la parte del siglo XIX, se centra principalmente en los acontecimientos monárquicos que caracterizaron a la Península Ibérica. Una cuestión sencilla puede ser intentar buscar vídeos o documentales que faciliten mediante imágenes la comprensión de dicha etapa.

Te aconsejo que sean principalmente vídeos donde, de manera simultánea a la explicación grabada por el creador de contenido, se vean en la pantalla tanto el esquema de conceptos como imágenes o dibujos.

Código de colores

Evidentemente, el consejo más extendido a la hora de estudiar contenidos muy teóricos es hacer esquemas, a través de un guion conseguimos resumir aquellos elementos más importantes, además de estructurar el contenido en nuestra memoria de una forma mucho más ordenada.

¿Cómo hacer esquemas de la mejor forma posible?
Estudiar haciendo esquemas es todo un clásico, sin duda una de las técnicas de estudio más usadas por todo el mundo que alguna vez...

Sin embargo, sería aún más beneficioso que, una vez realizado el esquema y al gusto del alumno, se realice un código de colores para subrayar ese contenido esquemático y que sea más fácil memorizarlo.

Por ejemplo, las fechas importantes en amarillo, los nombres de los reyes en verde, las características del momento social en azul… Eso sí, sí que sería más adecuado que estos colores fueran más bien tonos pasteles, suaves, que un color estridente que te distraiga de la comprensión o contraste con el color del bolígrafo.

Repaso diario

Quizás este consejo no es exclusivamente de esta asignatura, pero considero que, a pesar de lo puedes aplicar a más, en la asignatura de Historia adquiere especial relevancia. Los alumnos no son máquinas que pueden retener a la perfección todo el contenido explicado en clase.

13 Herramientas para aprender historia
Que estudiar es aburrido es una idea que tenemos que desterrar, por lo menos en términos generales. Es cierto que pasar horas entr...

De la misma manera que es esencial el trabajo diario de los deberes, sobre todo en la etapa de bachillerato se debe motivar e, incluso obligar a que el alumnado repase los conceptos dados en el día. No debe de ser un repaso exhaustivo, sino más bien una lectura repetida, 30 minutos, que tu memoria refresque aquello aprendido en clase.

En definitiva, no es una fórmula mágica, pero puede facilitar el aprendizaje del estudiante. Por último, si a pesar de poner todo el esfuerzo posible el estudiante sigue con dificultades no dudaría en buscar una persona de apoyo particular. En ocasiones que un docente se centre exclusivamente en la comprensión de un único alumno es la mejor estrategia de estudio.

© 2007 - 2023 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros