Me llamo María y tengo la suerte de decir que soy profesora

En mis años de instituto no tenía muy claro lo que quería estudiar, pero algo sabía seguro y es que tuviese que ver con la docencia, había ayudado y dado clases al hermano de algún amigo y la experiencia había sido más que positiva. Así llegué a 2º de Bachillerato y me decidí: voy a ser profesora de instituto. Llegó la hora de matriculación en la universidad (¡Qué difícil!), pero gracias a mi nota de selectividad pude escoger sin problema una carrera poco conocida, pero que prometía: Lenguas Modernas, Cultura y Comunicación. Cuando me gradué, sin pensarlo me matriculé en el Máster de Formación al Profesorado, del cual tras un año conseguí el título: ya era oficialmente profesora.

Durante todos esos años de universidad, continué dando clases particulares. Mis tardes eran un no parar, y cuando no, ¡también los fines de semana! Me encantaba y disfrutaba con cada alumno. Luego tuve la suerte de tener mi primera experiencia en un instituto y es que formé parte del departamento de francés durante 5 meses y pude ejercer la docencia en su máxima expresión. Al año siguiente, estuve 4 meses en un centro, pero esta vez en el departamento de Lengua Castellana. Esta última experiencia me llevó a tomar uno de los caminos más duros pero gratificantes de toda mi vida: preparar la oposición al Cuerpo de Profesores para el 2020 en la especialidad de Lengua Castellana y Literatura.

Durante el estudio de la oposición continuo dando clases particulares de diversas asignaturas y diferentes niveles (Lengua, Latín, Griego...) ya que me ayudan mucho a mantener la motivación para seguir estudiando y a no perder contacto con la docencia que al fin y al cabo es mi absoluta pasión.

Temas
© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros