¿Qué siento siendo profesora particular? Mi experiencia

Llevo dando clases particulares desde hace más de tres años.

A día de hoy, considero que ha sido una de las experiencias que más me ha aportado, enseñado y hecho crecer como profesional.

Empecé dando clases de informática a una mujer que estaba preparando oposiciones administrativas para el Estado.

Recuerdo mucha complicidad, y pasarme horas preparando la clase, con esquemas y llenas de ejemplos para que ella, que no había tenido mucho contacto con la tecnología, entendiese las bases pronto para poder avanzar, ya que el tiempo estaba limitado a la fecha de examen.

Tras esta experiencia, gracias a páginas como tusclasesparticulares.com me llegaron más alumnos, y empecé a expandir las materias impartidas, haciendo gran repertorio de apuntes, contenido y preparándome ejercicios que yo misma diseñaba.

Es así como empecé a formar en fotografía digital y retoque fotográfico, en Excel a nivel avanzado, o también, al acabar mi grado mientras trabajaba, pude impartir programación.

Conocí a gente fantástica, algunos alumnos maravillosos tuvieron detalles conmigo, una alumna a la que ayudé varios meses al finalizar las clases me regaló una tablet, algo que nunca olvidaré, así como las veces que me han agradecido el apoyo o recomendado.

Cuando das clase, te refuerza mucho sentir que tus conocimientos tienen un valor, y son capaces de hacer crecer a los demás y ser valorados, descubres que lo que sabes tiene uso, y el valor incalculable de generar ingresos y servir a los demás.

En ocasiones yo también he sido alumna de clases particulares, y es de las mejores inversiones que he hecho para aprender en poco tiempo, sentir que tengo un profesor a mi total disposición y aprender de forma totalmente personalizada y a mi ritmo.

Temas
© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros