La revolución didáctica: una metodología completamente inversa.

Los métodos didácticos tradicionales han quedado desfasados. Es un hecho inexorable. Nos hallamos sumergidos en "la cultura de la imagen". No podemos oponernos con actitudes reaccionarias e intentar preservar el sacrosanto lugar la clásica metodología de enseñanza: hemos de innovar y no quedar anquilosados en la inservible tradición.

¿Cómo innovar? La creatividad de cada docente jugará un papel fundamental. La imaginación es clave en este proceso de cambio. Como diría el físico americano Richard Feynman:La imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento es limitado y la imaginación circunda el mundo”. En la enseñanza de idiomas, en particular el inglés, el procedimiento clásico de explicación gramatical es unos de los factores que más ha contribuido a que millones de personas no hayan conseguido sus objetivos. ¿De qué sirve explicar los tiempos verbales? La didáctica tiene que dar un giro de ciento ochenta grados. La gramática ha de ser posterior al aprendizaje "natural" del inglés. El alumno debe ser sometido a una inmersión lingüística, y en este proceso ha de ir empapándose de la realidad lingüística del inglés. Durante esta etapa de introducción a una nueva realidad (pues cada lengua es una interpretación única de la existencia), el alumno debe ser reforzado a posteriori con la gramática, pero nunca a priori. Primero la experiencia; el encuentro con la lengua; después, la explicación del fenómeno subyacente al código.

Esta revolución didáctica, supone un gran cambio para aquellos instructores que llevan toda su vida aplicando una metodología completamente inversa. No negaré que muchos de ellos aplican una gran resistencia a su implementación. Sin embargo, habrían de abandonar sus posiciones estáticas para fluir dinámicamente por las corrientes del cambio.

Jess Kuicast

Temas
© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros