Como preparar una entrevista de trabajo en inglés

Uno de los motivos más habituales por los cuales nos decidimos a aprender inglés es para conseguir un buen puesto de trabajo. Y el momento en el que tenemos que demostrar todo lo que sabemos es la temida entrevista.

Existen muchas formas de estudiar inglés, muchas actividades más allá de las clases que te pueden convertir en bilingüe, pero si luego no somos capaces de ponerlo en práctica en situaciones como estas, puede que sintamos que todo ha sido para nada.

Puede que te hayas tenido que enfrentar a alguna entrevista de trabajo en inglés y no haya salido como esperabas. Que por mucho que hayas estudiado o domines el inglés en algunas situaciones cuando llega un momento tan importante como este los nervios y la presión te pueden.

No te preocupes, hay una serie de cosas que deberías tener en cuenta a la hora de hacer una entrevista de este tipo. La clave está en la preparación. Si podemos controlarlo todo lo máximo posible, los nervios también estarán controlados, sentirse cómodo es lo más importante.

Contratar unas clases de inglés para trabajadores enfocadas a entrevistas de trabajo es una muy buena idea. En Classgap se ofrecen todo tipo de clases para ayudarte a preparar tu próxima entrevista.

Hay muchos profesores de inglés que están especializados en preparar entrevistas de trabajo y ellos te enseñarán todo lo necesario.

Estos son los aspectos que tienes que tener en cuenta a la hora de preparar una entrevista de trabajo en inglés:

Infórmate sobre la empresa

Es algo que debes hacer para cualquier entrevista, sea en el idioma que sea, pero si vas a hacer una entrevista que te ponga más nervioso que de costumbre lo mejor que puedes hacer es ponerle más empeño a la hora de prepararla.

  • Busca todo lo que puedas sobre la empresa: Su historia, los servicios que ofrece o el tipo de empleados que tiene. Puedes incluso actuar como un cliente y ver cuales son sus servicios. Es importante saber que valores tiene la empresa y cuál es su misión corporativa.

  • Investiga en torno al puesto que aspiras, si tienes experiencia esto no te llevará mucho tiempo. Pero intenta averiguar qué es lo que hacía la anterior persona que lo ocupaba y qué es lo que tienes que hacer para mejorar lo que hacía.
  • Lleva propuestas de mejoras y muéstrate siempre dispuesto a escuchar. Por supuesto todo lo que digas busca como se dice en inglés, sobre todo algunas palabras técnicas y aprende a explicar esos conceptos, por si el entrevistador no los entiende a la primera.

Prepara las anécdotas

Las entrevistas de trabajo se han convertido en una charla sobre experiencias vitales, más que aptitudes buscan actitudes. Y por eso es importante que estés dispuesto a hablar sobre ti y sobre momentos de tu vida que te cualifican para el puesto de trabajo.

Repasa algunos momentos de tu vida que creas que son importantes para conseguir ese trabajo y piensa cómo los puedes contar en inglés. No hace falta que lo escribas y te lo aprendas de forma automática, la naturalidad es importante.

Tan solo ponte delante del espejo o con algún amigo a contarle esas anécdotas que te pueden servir en inglés, seguro que luego te será mucho más fácil. Recuerda relajarte e intentar sentirte lo más cómodo posible.

En una situación de nerviosismo como ésta lo peor que puedes hacer es dejarte llevar por el momento y sentirte en tensión. Una entrevista en nuestro idioma materno ya nos cuesta, en inglés es aún peor, así que intenta relajarte por todos los medios posibles.

No improvises más de lo necesario

Si has hecho un buen trabajo de investigación sabrás perfectamente lo que te van a preguntar. Si tienes más o menos claros los temas de los que vais a hablar intenta no divagar.

Si irse por las ramas ya es un riesgo en tu idioma natal en inglés es un riesgo doble. Corres el riesgo de necesitar palabras que no sabes y quedar en evidencia, si te ciñes a aquellas cosas que sabes con seguridad no aparentarás tener descontrolado el idioma.

Practica las preguntas típicas

Aunque parezca algo muy importante las entrevistas de trabajo también siguen un patrón y para un puesto para el que hay mucha gente y poco tiempo las preguntas suelen ser siempre las mismas, así que puede ser fácil imaginarse lo que te van a preguntar.

No te contentes con pensar las respuestas, dilas en voz alta. Si se las dices a alguien que sepa inglés mucho mejor, así podrá darte algo de feedback. Intenta superar la vergüenza, si no la tienes con alguien de confianza tampoco la tendrás en la entrevista.

Las entrevistas de trabajo no suelen ser algo extremadamente complejo, suelen seguir un patrón y los entrevistadores no intentan poner demasiado a prueba al candidato. Suele ser una primera toma de contacto no demasiado compleja, así que relájate y piensa bien lo que vas a decir.

Prepara esquemas y notas

En algunas entrevistas de trabajo te dejan sacar algunas notas que te ayuden a construir mejor tus ideas y en otras directamente lo ven como algo positivo. Para algunos entrevistadores significa que te has tomado la molestia de preparar la entrevista.

Tenlas solo preparadas, si crees que no estaría bien sacarlas no lo hagas. Si la entrevista es demasiado informal la naturalidad es lo que más cuenta y quizás tener un discurso muy encorsetado te hace quedar mal.

Piensa en expresiones típicas

Lo mejor que puedes hacer es tener en cuenta las expresiones que quieres usar de forma natural y tenerlas pensadas en inglés. Pero aun así hay frases que te pueden ayudar en cualquier entrevista de trabajo:

  • “I’m efficient, highly organized and I pay attention to all the details. The most important thing to me at work is to make sure that everything is just fine”- “Soy eficiente, organizado y presto atención a todos los detalles. Lo más importante para mí en el trabajo es asegurarme de que todo está bien”.
  • “I have followed your progress during the last three years and I am impressed by the quality of your products. That’s why I would like to be part of your team”- He seguido vuestra trayectoria durante los últimos tres años y estoy impresionado con la calidad de vuestros productos. Esa es la razón por la que me gustaría formar parte de vuestro equipo.
  • “I have a creative mind. I’m always proposing alternative solutions to problems and I have an open mind about changes. On the other hand, I’m really punctual and get along well with others”- Tengo una mente creativa. Propongo soluciones alternativas a los problemas y tengo la mente abierta respecto a los cambios. Por otra parte, soy muy puntual y me llevo bien con los demás.
  • “I meet deadlines and goals, and my managers have always been satisfied with my work. If you hire me, I will do my best to exceed your expectations”- Cumplo los plazos y objetivos y mis jefes siempre han estado satisfechos con mi trabajo. Si me contratas, daré lo mejor de ti para superar tus expectativas.

Relájate

Si en una entrevista normal los nervios son nuestro peor enemigo, en una entrevista en inglés los nervios se multiplican por dos. Es muy importante aprender a controlarlos, para ello lo mejor que podemos hacer es tener la entrevista controlada y bien preparada.

Aun así, es normal que sientas la presión, puedes probar métodos de relajación con vídeos que encontrarás online o incluso existen aplicaciones que te ayudarán a mantener tus nervios a raya.

Cada vez son más la empresas que demandan saber inglés para los puestos de trabajo, y las entrevistas en inglés son algo cada vez más habitual. Recuerda que es algo importante pero no debes darle más importancia de la que tiene o los nervios te jugarán una mala pasada.

© 2007 - 2022 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros