Cómo son las recuperaciones de selectividad y como sobrevivir a ellas

La selectividad es la prueba de acceso a la universidad y es una de las cosas más importante de que se hacen en la vida. Aprobar la selectividad no es muy difícil, pero hay que sacar buena nota para entrar en la carrera que deseas.

Profesores especializados en selectividad
Marga (12)910
Maria (1)1010
Sergi (1)1010

Las notas de selectividad condicionarán gran parte de tu carrera, por eso enn cada curso hay dos oportunidades de aprobar. La Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad tiene dos convocatorias:

  • Convocatoria ordinaria en el mes de junio.
  • Convocatoria extraordinaria en el mes de junio, julio o septiembre

La segunda oportunidad de la selectividad depende de la comunidad autónoma en la que se te presentes. Estas son las fechas por comunidades autónomas:

Comunidad autónoma Fecha de la recuperación
Andalucía  Septiembre
Aragón  Septiembre
Cantabria  Julio
Castilla- La Mancha Julio
Castilla y León  Julio
Catalunya  Septiembre
Madrid  Julio
Navarra  Junio
Comunidad Valenciana  Julio
Extremadura  Julio
Euskadi  Julio
Islas Baleares Julio
Islas Canarias Julio
La Rioja Julio
Murcia  Septiembre

 

Consejos para preparar la selectividad en julio o septiembre

 

Si temes suspender selectividad y tener presentarte en septiembre tienes un poco más de tiempo que el resto para preparar esta prueba. Tiene la desventaja de que no vas a pasar un buen verano, pero tienes más posibilidades de sacar buena nota. 

  • Apoyate en tus compañeros: no intentes preparar la selectividad por libre. Comparte y pide apuntes, estudia de vez en cuando en grupo, pide ayuda para que te expliquen cosas que no entiendes e intenta explicar cosas que crees que el resto no entienden. La selectividad con amigos y compañeros es mucho más fácil y obtendrás resultado mucho mejores.
  • Haz todos los simulacros: que cuando llegue el día del examen, este sea solo un examen más. Tienes que haber hechos todas las pruebas posibles, es la mejor forma de estudiar. Hay muchas pruebas en internet e incluso hay vídeo en Youtube que te explican cada examen. 

Prepara la selectividad con los mejores profesores

  • Cuida la salud: es importante que durante los días previos y durante la prueba de selectividad te cuides lo máximo posible, no te expongas al frío ni descuides tu alimentación. Si caes enfermo no podrás presentarte y habrás perdido la oportunidad. 
  • Descansa: uno de los consejos más repetidos para aprobar cualquier examen y de los más ignorados. Duerme ocho horas diarias y si estás cansado una siesta corta. Pero no descuides este aspecto, si intentas estudiar con sueño o demasiado cansado no servirá de nada.
  • Céntrate en cada examen: intenta que lo bien o lo mal que llevas una asignatura no influya en otras. No te confíes que la nota de una compensará a otra, porque te la juegas a una sola carta y si esta falla te condicionará para toda la prueba. 
  • No te presiones demasiado: esta es solo una forma de entrar en la universidad, hay gente que entra más tarde por otros métodos y la selectividad se puede hacer otros años. Estudiar una carrera a una edad más temprana que la otra no es relevante, así que no te presiones más de lo que deberías.
  • Encuentra una rutina: aunque sea algo aburrido, las dos semanas o el mes que estés preparando la prueba de forma intensiva intenta hacer siempre lo mismo todos los días y esto te dará mucha tranquilidad. Piensa que las vacaciones que van detrás de la selectividad serán unas de las mejores de toda tu vida, así que ya tendrás tiempo de no volver a tener rutina nunca más.
  • Academia: valora la posibilidad de ir a una academia por las mañanas. Tienes todo el verano para preparar la prueba así que para ser constante tendrás que contar con algo de apoyo. Muchas personas optan por ir esas dos semanas a una academia para reforzar los contenidos. 
  • Planificación: haz un calendario y coloca cada día los temas que vas a estudiar. A medida que vayas avanzando ve tachándolos esto te ayudará a organizarte mucho mejor y a planificar todos los días que te quedan, además te dará mucha satisfacción personal ir marcando los temas que has ido estudiando. 

  • Esquemas conceptuales: abordar un libro de texto sin más es imposible. Haz resúmenes y esquemas, haz muchos sobre un mismo tema y que sean diferentes. Esto construye mapas mentales y formas distintas de memorizar y entender lo que estás entendido. 
  • Usa complementos: hazte con todos los post-it, pizarras, tablas, aplicaciones o tarjetas que encuentres. Cualquier cosa que hagas para memorizar y estudiar está bien hecha. Encuentra tu propia forma de estudiar y esa será siempre la que mejor te funcione. 

Muchas personas que se presentan en junio tienen que preparar la selectividad en una semana, porque no han podido ser constante. Si te tienes que presentar en verano tienes la ventaja de tener más tiempo para estudiar para selectividad. Además al presentarse menos gente las correcciones puedes ser más justas. 

Recuerda que esto es una carrera de fondo. Hay muchas formas y momentos de acceder a la universidad, los exámenes de selectividad son solo una prueba que no te dice lo bueno o malo que eres y que si has fallado siempre estás a tiempo de corregir tu camino y cumplir con todo lo que te has propuesto. 

 

Síguenos en
© 2007 - 2019 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros