Nunca es tarde para aprender a cantar desde cero

Aprender a cantar desde cero es una de las grandes odiseas a las que puedes enfrentarte en la vida. Sobre todo si piensas que no tienes ese talento de forma innata. Pero tienes que tener algo claro desde el principio, nadie sabe cantar desde que nace.

Hay personas que parecen más predispuestas a saber cantar, pero esto es algo que se puede compensar con horas de trabajo. Si alguna vez has cantado y ha sido un desastre, no te preocupes, solo te vas a tener que dedicarle más horas que el resto.

Pero no renuncies a tus sueños de ser cantante. La voz es un instrumento y hay algunos que son mejores que otros, pero al igual que cualquier instrumento solo es cuestión de tiempo aprender a usarlo y sacar el sonido que quieres.

7 consejos para aprender a cantar desde cero

No importa la edad que tengas, no importa si ahora cantas mal, no importa si nunca has cantado, lo que importa son las ganas que tengas y las horas que estés dispuesto a dedicarle. Si de verdad quieres cantar, tarde o temprano lo acabarás haciendo.

Encuentra tu profesor ideal

Lo primero que tienes que saber es que no tengas prisa. Si tienes pasión por cantar es inevitable estar todo el día cantando, pero intenta no hacerlo. Reserva tu voz y tu energía para las clases de canto y te en cuenta todos estos consejos antes de empezar:

  • Lucha contra la vergüenza: es tu principal enemigo. Al principio te dará miedo cantar solo, luego delante de poca gente y luego con público de verdad. Pero todo lo irás superando y aunque luchar contra el miedo y la vergüenza sea algo que tengas que hacer toda tu vida al final entenderás que forma parte del proceso de aprendizaje y crecimiento de un artista.
  • Trabaja en tu autoestima: independientemente de si lo haces bien o mal la confianza en ti mismo se nota mucho encima de un escenario. La seguridad es clave a la hora de controlar la voz. Una voz que tiemple y en la que se note el miedo y la vergüenza no servirá para transmitir el mensaje que quieras.
  • Cuida la salud: cantar consume energía como si fueras un deportista así que tienes que cuidar la salud igual de bien. Haz deporte, come bien, hidrátate y descansa todo lo necesario. Las cuerdas vocales son un músculo muy delicado que necesita la atención necesaria.
  • Ve a un foniatra: antes de empezar a recibir cualquier clase o empezar un curso de canto es necesario que conozcas tu voz. Para ello es necesario que visites a un foniatra. Un especialista médico te dirá las características de tu voz y te dirá a nivel físico hasta dónde puedes llegar.
  • Aprende a lidiar con las críticas: cualquier artista está expuesto a ellos. Es normal que si nunca has hecho un trabajo parecido al principio te choca que todo el mundo tenga una opinión sobre lo que haces. Pero acostúmbrate y aprende a separar la opinión de la gente (cada cual tienes sus gustos) de las críticas constructivas que te pueden ayudar a mejorar. También tendrás que aprender a ignorar aquellas que quieran destruirte y minar la autoestima.

  • Mantén la motivación dentro de clase: Aprender a cantar es un proceso lento. Hay veces que irás bien, otras mal. Hay meses que avanzas rápido y otros que te quedas estando mucho tiempo. Puedes tener días tristes y negativos, es muy normal tenerlos. Pero intenta dejar esa negatividad fuera de la clase y mantener una mentalidad positiva y constructiva aunque solo sea durante el tiempo que dure la lección, es la única forma de avanzar y no desperdiciar el tiempo.
  • Diviértete: la presión y la tensión solo nos hace empeorar la voz. Solo cuando estamos relajados y nos lo estamos pasando bien nuestras cuerdas vocales dan lo mejor de sí mismas. Así que trabaja y haz todo lo posible para encontrarte cómodo mientras cantas, esto esta es una de tus principales tareas.

Estos consejos son muy básicos pero puede que nunca llegues a dominarlos del todo. Hay cantantes profesionales muy inseguros o que descuidan su salud, pero lo importante es trabajar en ello para mejorar lo máximo posible.

Odio mi voz grabada, odio escucharme cantar.
Cada vez que empiezo a trabajar con un nuevo alumno y sobretodo si es muy amateur, le recomiendo que frecuentemente se graben cant...

¿Cómo y dónde aprender a cantar?

Una vez que nos hemos decidido a aprender a cantar viene una de las grandes preguntas ¿por dónde empiezo? Si nunca has recibido clases de canto tienes que empezar a recibirlas, no importa si ya cantas bien, la técnica vocal es algo muy difícil de adquirir la cual tendrás que mejorar.

¿Se puede aprender a cantar bien de forma autodidacta? Si lo único que quieres es cantar con tus amigos y se te da bien hacerlo quizás no necesites mucho más. Pero si quieres hacerlo de una forma correcta y segura tendrás que contratar clases.

Hay dos formas de recibir clases de canto:

  • Profesores particulares de canto: una forma personalizada de aprender a cantar, te asesorarán sobre tu voz, tus posibilidades y avanzaremos hacia donde tú quieras. Si no quieres aprender según que tipo de estilos musicales no tendrás que hacerlo y aprenderás solo a cantar como tú quieras cantar.
  • Academias de canto: una formación menos personalizada, aunque las clases son de pocos alumnos. Te tendrás que ceñir al programa educativo y no será todo bajo tu demanda. Aunque tendrás más de un profesor que te enseñará los distintos aspectos del canto.

Si nunca has dado clases es normal que estés un poco perdido al principio. Para encontrar al mejor profesor particular de canto solo tienes que seguir una serie de pasos que te acercarán a él:

  • Ten un objetivo: ¿para qué quieres aprender a cantar? ¿quieres hacerlo para cantar delante de tus amigos o para ser profesional? ¿qué estilo musical quieres cantar? todo lo que quieras conseguir con las clases de canto tienes que tenerlo claro antes de empezar las cosas.
  • Busca el profesor que te convenga: si conoces a un profesor de confianza puedes empezar por ese, pero para que encuentres algo que se adapten a tus necesidades lo mejor que puedes hacer es buscar en internet.
  • Entrevista previa: antes de empezar con cualquier clase intenta quedar con el profesor en algún sitio y realizar una entrevista previa donde le cuentes aquello que necesitas y si este puede estar a la altura.
  • No tengas miedo a cambiar: aunque hayas adquirido un compromiso con ese profesor y lo ideal es confiar en él hasta el último momento, tienes que ser capaz de identificar cuando algo no está funcionando y cambiar de profesor de la forma más educada y cordial posible.

Las clases de canto no te convierten en un gran cantante de un día para otro, pero es la mejor manera serlo. De hecho es un trámite si quiere cantar bien y sobre todo sin hacerte daño en la voz, así que ten paciencia y empieza cuanto antes este apasionante viaje.

© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros