Cómo encontrar al mejor profesor de matemáticas

Tener un hijo es volver a la infancia en muchos sentidos. Son muchos los padres que tienen que volver a estudiar matemáticas o inglés después de tantos años sin hacerlo. De la misma forma si se ven ante el caso de tener que contratar clases tienen que volver a un mundo que hace mucho que dejaron.

Siempre nos enfrentamos a las matemáticas como algo distante, difícil, que solo unos pocos pueden dominar. Pero lo cierto es que cada vez hay más personas que estudian esta carrera y que tiene más demanda en el mundo laboral.

Encuentra profesor de matemáticas

Personas que entienden las matemáticas a la perfección y que muchas tienen la vocación de enseñarlas, divulgarlas y hacerlas entendible a todos. Estos son los profesores que debemos encontrar, aquellos que sientan verdadera pasión por las matemáticas. Pasión por enseñar y por la materia que imparten.

Por eso queremos darte unos consejos para que encuentres al mejor profesor para tu hijo, el profesor que tenga la mejor actitud para las clases. Algo que antes solo podías ver cuando llevabas un tiempo dando clases y que ahora gracias a algunas plataformas en internet puedes intuir antes de incluso conocerlo.

Un buen profesor de matemáticas

Hasta que no conoces a un profesor y empiezas a dar clases con él no puede estar seguro de que es bueno o malo. Pero existen una serie de cosas que puedes tener en cuenta para tener una idea previa.

Una de las cosas que tienes que valorar a la hora de encontrar un profesor de matemáticas es la actitud y saber transmitir la pasión. Podemos tener una idea previa y saber detectar esa actitud.

  • Formación: debes buscar a alguien que tenga una una carrera muy ligada a ellas. No hace falta que sea estrictamente matemático, pero sí algo que tenga que ver con la ciencia, los estudios son una garantía.
  • Pasión por la materia: Esto quizás sea lo más importante, los expertos hablan de que uno de los motivos por los cuales a muchos alumnos se les da mal esta asignatura es porque no la llegan a entender bien. Hay que encontrar a alguien que ame las matemáticas.
  • Pasión por educar: También es muy importante valorar la pasión por la educación, la paciencia suficiente para repetir las cosas todas las veces que haga falta y de la forma que haga falta.

Saber donde encontrar profesor de mates es importante, pero más importante aún es saber cómo encontrarlo. La clave para aprender matemáticas es la esencia de las clases, no solo el contenido de estas.

Por eso mismo no importa si estamos buscando profesores de matemáticas a domicilio o profesores de matemáticas online. Cada vez son más los padres los que optan por tener un profesor que haga videoconferencia y así ahorrar tiempo y esfuerzo, ya que si sabe transmitir bien el conocimiento el medio es lo de menos.

¿Por qué se suspenden las matemáticas?

Las matemáticas es una de las asignaturas que más índice de suspenso tiene a todos los niveles educativos, por eso hay tantos profesores que anuncian clases. Muchos de ellos han intentado dar con el motivo de este fenómeno y lo cierto es que es muy difícil encontrar una sola razón.

Pero la mayoría hablan de que o bien no se explican bien, o los alumnos no llegan a entenderlas adecuadamente. Hay algo que falla a la hora de explicarlas y entenderlas que si se cambiara todo sería muchísimo más fácil.

Apuntan a que el problema puede que esté en que se entiende como algo aislado y no como algo con cierta utilidad. A los más pequeños se les suele explicar para qué sirven las operaciones más sencillas, las sumas, las restas, multiplicaciones y divisiones. Pero a medida que crecen esta intención desaparece.

La mayoría de adolescentes no entienden la utilidad de realizar ecuaciones, integradas o derivadas. Explicar esto consiste en algo más que realizas casos prácticos. Todos hemos tenido profesores que nos han puesto problemas matemáticos que a pesar de ser prácticos no tenían ningún tipo de relación con nuestra vida.

Si nuestro hijo tiene un problema con las matemáticas seguramente es porque sienta una gran distancia entre él y la materia. Tenemos que encontrar a alguien que le despierte la curiosidad por ella. Que sepa enseñarle las cosas asombrosas que la matemática explica, cosas que le llame la atención, más allá del típico problema sobre la velocidad de dos trenes.

En definitiva, un buen profesor de matemáticas tiene que dedicar la mitad de sus esfuerzos en fomentar el interés en su alumno por la asignatura. Es una asignatura que requiere un gran nivel de abstracción y por lo tanto un esfuerzo extra, que sin motivación no seremos capaces de alcanzar.

Y nosotros como padres o alumno tenemos que ser capaces demandar eso. Preguntar ciento de veces para qué sirve lo que estamos aprendiendo. No pasa nada si forzamos al profesor a estar una clase entera divagando o hablando sobre cosas que parece no ser estrictamente matemáticas.

El método para estudiar y aprobar matemáticas

Aunque deposites tu confianza en un profesor particular de matemáticas hay ciertas cosas que tienes que hacer junto alumno o como padre para aprobar las matemáticas. Unos sencillos pasos que debes seguir de forma escrupulosa.

  • Repasa todo los días: en clase se entiende todo pero al llegar a casa se olvidada y las cuentas no cuadran. Es algo perfectamente normal, la diferencia entre alguien que se le da bien las matemáticas y alguien que no es que el buen alumno repasa de alguna forma u otra. Alguno lo hacen jugando, otros lo hacen mentalmente. Si no tienes esa facilidad intenta sentarte un rato todos los días delante de tus apuntes y realizar algún ejercicio.
  • Crea un horario: Es importante que tanto este repaso, como el tiempo para los deberes estén marcados. Si dejas a la improvisación puede que acabes estudiando de una forma muy caótica. Intenta marcar una hora o dos, las que hagan falta pero así controlarás si vas más lento, más rápido y si estás dedicando el tiempo adecuado.
  • Prepara los exámenes: Si las matemáticas son tu talón de aquiles no lo dejes todo para el último momento. Si tienes un examen prepararlo con antelación y así tendrás un tiempo para practicar y resolver dudas.
  • Haz los ejercicios varias veces: A veces no solo basta con realizar un ejercicio. Hay que repasarlo y volverlo a hacer. Aunque ya sepas el resultado es importante revisar cada paso para y entender cómo lo hemos hecho. Es más importante el proceso que los resultados.
  • Materializa los problemas: La matemáticas son una materia abstracta, funcionan con un lenguaje distinto al que solemos usar, así que poder traducirlas es importante. Intenta realizar dibujos o articula un relato que te ayude a tener las cosas más claras.

Esta es una rutina que puedes seguir si no tienes una, pero lo más importante es que marques la tuya propia y la sigas. Si creen que no puedes para eso están los profesores particulares, ellos tiene que ayudarte a trabajar más allá de las horas que estén contigo.

© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros