¿Cómo ser profesor particular de francés?

Los idiomas son la materia con más éxito dentro de las clases particulares. Son muchísimos los alumnos que quieren aprender diferentes idiomas a diferentes edades. Las clases de idiomas se imparten a todo tipo de personas y en muchos ambientes. 

El francés es uno de los idiomas más hablados del mundo y por eso cada persona lo quiere estudiar para alguna cosa distinta. Algunos lo quieren para usarlo en el entorno profesional, otros para aumentar el currículum, para viajar o incluso porque es el idioma del amor.

Aunque sea un idioma con mucha demanda, no hay tantos interesados en dar clases particulares de francés como en otros idiomas. Así que si tienes un buen nivel de francés y sabes como dar una clase es probable que no te falten alumnos. Y si te empeñas lo suficiente podrás incluso vivir de ello

La ventaja de ser profesor particular de un idioma, que no están mayoritario como el inglés, es que los alumnos están especialmente interesados en aprenderlo. Quién quiere aprender francés lo hace porque realmente está convencido de que le será útil. 

Tener alumnos de tanta calidad es una gran ventaja para el profesor, ya que es bastante probable que den clases durante mucho tiempo y  con mucho nivel de compromiso. Así que si encuentras un buen número de alumnos pueda mucho más que un trabajo extra. 

 

Conviértete en profesor de francés

 

Los caminos para ser profesor de francés

 

De hablar a enseñar francés hay un gran paso, al igual que de ser un experto en algo y pasar a ser profesor. Existe un proceso para cumplir todos los requisitos para ser profesor de francés, pero cada persona es un mundo y hay muchas formas de llegar. 

Hay muchas formas de cómo ser profesor de francés, pero hay algunas que se repiten y son formas comunes de serlo: 

  • Bilingües: Profesores que no aprendieron necesariamente francés a base de estudiarlo, sino porque desde pequeño lo han hablado o porque han vivido en un país de habla francesa durante mucho tiempo. Para dar clases dan algún curso para refrescar conocimientos y para obtener recursos didácticos. 
  • Estudiantes por libre: Algunas personas apuestan por aprender francés desde muy pequeños y apuntan sus hijos academias de francés o a clases particulares. El francés para estas personas acaba siendo su segundo idioma y han estudiado tanto que no les cuesta impartir clases en niveles inferiores al suyo. 
  • Estudiantes universitarios: Son muchos los estudiantes que recurren a las clases particulares para sacar un dinero extra. Cuentan con la ventaja de estar en contacto con la materia. Las carreras con las que se puede ser profesor de francés son filología francesa y traducción e interpretación. 
  • Nativos: una de la salida más fáciles para los nativos franceses que vienen a trabajar a un país hispanohablante es dar clases de francés. En ciertos niveles un nativo es muy útil, sobre todo para aprender el uso de ciertas expresiones y palabras, pero en niveles básicos el profesor necesita tener cierto nociones de español. Así que si eres nativo y quieres dar clases de francés lo mejor que puedes hacer hacer algún curso de español primero. 

Recursos para profesores de francés

 

Una de las cosas que te hará dar el paso para ser profesor particular es preparar todo el material que es necesario. Tener una arsenal de recursos para cada momento y alumno es fundamental y distingue entre un buen profesor y uno que no lo es tanto. 

Hay muchos profesores que van a remolque de colegios e institutos, pero un profesor de francés que no va a dar clases de refuerzo tiene que tener todo preparado para ofrecerlo en cualquier momento. 

  • Libros de texto: Esto es algo que cambia cada año, aunque hay editoriales que los mantienen y que son las mejores. Te toca hacer una pequeña investigación sobre cuáles son los más utilizados en academias o centros en cada momento. Si estás muy seguro de ti mismo incluso puedes confeccionar tú mismo un temario a modo de libro de texto. Si haces esto y lo haces bien ganarás punto, ya que ofrecerás algo que pocos ofrecen. 
  • Fichas: Internet está lleno ejercicios para practicar francés, fichas que puedes imprimir o realizar online. Una de las cosas que puedes hacer es adjuntar estas fichas a cada tema que des y las clasifiques de más fáciles a más difíciles. Este es uno de los recursos clásicos de todos los profesores y no te pueden faltar. 
  • Literatura, cine y música: Esta es la parte más divertida de aprender cualquier idiomas. Preparar contenido de entretenimiento en francés y trabajar sobre él es muy efectivo. Algunos profesores descuidan esta parte porque piensan que ellos están ahí para la parte aburrida, que si el alumno se interesa ya buscará este material por su cuenta. No caiga en esto, anima todo lo posible a que vean, escuchen o lean cosas en francés y los resultados serán increíbles. 
  • Aplicaciones: Los móviles la gran herramienta aliada para casi todo, también para aprender francés. Algunos profesores piensan que es una competencia, pero solo es un refuerzo. Imagínate lo que puede avanzar un alumno si a parte de tus clases va poco a poco aprendiendo el resto de días. 
  • Aula virtual: Gracias a la tecnología tenemos la ventaja de que la clase no se acabe en las horas en las que estamos contratados, podemos ampliarlo más allá. Gracias al aula virtual de plataformas como Tusclasesparticulares podremos tener un sitio donde planificar las clases, colgar material o hacer tutorías online. Ofrecer este tipo de servicios a nuestros alumnos nos harán avanzar mucho más y de una forma más sólida. Además de revalorizar las clases por ofrecer más. 

¿Cómo empezar a dar clases?

 

Quizás estés más que dispuesto, pero no sabes cómo ser profesor particular de francés. Si necesitas una guía paso por paso de aquello que tienes que hacer para dar clases aquí van algunos puntos básicos: 

  • Pon un anuncio: Hay muchos profesores que siguen usando carteles en colegios o institutos, pero hoy en día la mayoría de alumnos buscan en internet en primer lugar. Si vas a usar alguna plataforma asegurate de que tiene un buen posicionamiento en buscadores. Redactalo bien y tómate tu tiempo ya que será lo más importante para que te contacten.
  • Evalúa tu nivel de francés: Para saber a quien puedes dar clase de francés primero tiene que saber cuál es tu nivel. Puedes hacer un examen que encuentres en internet o simplemente mirar temarios de diferentes cursos y comprobar que los manejas bien. 
  • Recopila el material: Es importante que todos los recursos que antes te hemos sugerido los tengas listos para cuando empieces a dar clases no pierdas ni un segundo. Para un profesor particular es fundamental adaptar todo lo que ofrece a cada uno de sus alumnos, por eso la base de sus clases tiene que ser sólida. 
  • Corre la voz: Además de poner un anuncio, el boca a boca sigue funcionando bastante con este tipo de clases. Cuentaselos a tus amigos y familiares para que ellos también puedan buscar alumnos por ti. 

 

Todas estas acciones son importantes, pero nada de eso puede superar al poder que tiene tener a tus alumnos contentos. Así que en el momento en el que tengas un alumnos y a este le guste lo que haces con total seguridad llegarán muchos otros que lleguen por sus recomendaciones. Así que cuídalos bien y ofrece siempre el mejor servicio para que nunca te falten. 

Síguenos en
© 2007 - 2019 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros