La mejor forma de dar clases de apoyo de matemáticas

¿Quién no ha suspendido alguna vez un examen de matemáticas? Es la asignatura que más dolores de cabeza da a los estudiantes. Es la reina en las listas de asignaturas que más suspenden en primaria y secundaria. 

Estamos buscando profesores

Por eso las clases de apoyo escolar de matemáticas son unas de las más demandadas. Así que si eres profe de matemáticas o dominas bien la materia a nivel escolar tienes una oportunidad fantástica para ser profesor. 

Todo el mundo que sabe algo de matemáticas ha pensado en dar clases de apoyo y es una gran idea. Muchos nunca se llegan a atrever porque piensan que no es tan listos, pero el paso es más sencillo de dar de lo que parece. 

 

Requisitos para ser profesor de apoyo escolar de matemáticas

 

Hay muchos tipos de profesor de matemáticas, algunos llegan hasta niveles universitarios muy altos. Pero para ser profesor de apoyo escolar no hace falta tener estudios específicos. Esto no significa que no necesites tener mucho dominio de la materia. 

¿Cómo ser profesor particular?

Sin embargo, en este tipo de clases a veces importa más el cómo enseñamos las cosas, que si dominamos o no a la perfección los temas que se están impartiendo. Es una cuestión de actitud y por esto son requisitos que tú mismo tendrás que evaluar: 

  • Formación y experiencia: tener estudios y haber trabajado como profesor de matemáticas es importante. Te proporciona mucho conocimiento necesario, aunque se puede ir adquiriendo por el tiempo.
  • Método didáctico: es muy importante tener una forma de enseñar. Tener idea sobre cómo transmitir los conocimientos. Puedes empezar copiando la forma de enseñar de otros profesores que te hayan enseñado a ti e ir perfeccionándola. 
  • Paciencia y empatía: cuando eres profesor de apoyo es fundamental potenciar el valor humano de las clases. Tener la capacidad de repetir las cosas todas las veces que sean necesarias y ponerse en la piel del otro es fundamental r
  • Saber aplicar lo aprendido: a la hora de enseñar matemáticas es muy importante que siempre le enseñes a tus alumnos cómo aplicarlo a la vida real. Si no ven la importancia de aprender matemáticas jamás podrán aprobar. 
  • Motivación: los alumnos de matemáticas suelen tender a desmotivarse fácilmente. Uno de los trucos para retomar su entusiasmo es hacer menos abstracta la materia y hacerle entender la importancia de las matemáticas explicando cosas sobre ciencia. 

 

 

Cómo dar una clase de apoyo escolar de matemáticas

 

No existen trucos mágicos ni consejos que te puedan convertir en profesor de matemáticas de la noche a la mañana. Solo la constancia y dar muchas horas de clase te harán el mejor de los profesores. 

¿Que precio poner a una clase de matemáticas?

Pero hay una serie de cosas que debes saber, como qué materiales necesito para dar una clase de matemáticas. Consejos que harán que seas mucho mejor y que te servirán en todo momento para mejorar tu forma de enseñar:

  • Valora el contexto: explica todo lo que existe alrededor de las matemáticas. Los alumnos no suelen ver interesante esta asignatura. Así que debes convertirla en algo atractivo, por ejemplo explicando la historia de la ciencia. 
  • Evalúa a tu alumno: tienes que conocer cuales son las debilidades y fortalezas de tu alumno. Para eso debes hacerle pruebas de tanto en tanto, pruebas se centren en cosas que en la escuela no suelen prestar atención.
  • Cubre las lagunas: hay muchos alumnos que no pueden seguir el ritmo y no aprenden cosas que deberían haber aprendido hace tiempo. Detecta esas cosas que deben aprender y cubre esta necesidad lo antes posible. 

  • Explica la teoría: tienes que explicar la parte teórica de las matemáticas lo más detalladamente posible. Y párate en aquello que tengas que pararte y que muchas veces en las aulas no pueden.
  • Reserva tiempo para las dudas: lo que distingue a una clase de apoyo del resto es que esta debe solucionar todas las preguntas que tenga un alumno. Así que guarda tiempo de la clase para resolverlas todas y si no tiene asegurate de que lo ha entendido preguntando. 
  • Busca ejercicios innovadores: no te quedes en los típicos ejercicios aburridos. ¿Crees que se puede aprender jugando? En los niños y alumnos más jóvenes funciona muy bien. Si crees que puedes meter el juego en tu clase no lo dudes. 

  • Dedica tiempo a corregir: corregir los ejercicios delante del alumno y que sé de cuenta de proceso es muy beneficioso. Tienes la oportunidad de invertir más tiempo de lo normal en un alumno, aprovéchalo. 

Una de las cosas más potentes a la hora de dar clases de apoyo es tener siempre contacto con alumnos. No importa que le des clases o no, intenta enterarte siempre de todas las novedades educativas y de qué se está enseñando en las aulas. 

La experiencia te hará ser profesor, así que no te desesperes si al principio no te va como te esperabas. Es normal, si no te arriesgas a empezar a dar clases no conseguirás todas aquellas cosas buenas que te aporta ser profesor. 

Síguenos en
© 2007 - 2019 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros