¿Cómo dar clases de alemán? y mucho más para principiantes

Ser profesor particular de lengua extranjera puede ser una experiencia difícil pero gratificante, y el alemán no es una excepción. Uno de los principales retos a los que se enfrentará es decidir su enfoque de la enseñanza. Esto dependerá de su público y de los puntos fuertes y preferencias individuales tanto de usted como de sus alumnos. Una vez que hayan decidido cómo enseñar el alemán, trabajen para ayudar a sus alumnos a asimilar los fundamentos del idioma. Haz que la experiencia de tus alumnos sea más significativa ayudándoles a conectar personalmente con la lengua y la cultura alemanas.

Anúnciate como profesor particular ¡GRATIS!

1. Identifique a su público.

Identifique a su público. El mejor enfoque para dar clases de alemán depende en gran medida de a quién se enseñe. Enseñar a adultos, por ejemplo, es diferente de enseñar a niños. Hágase algunas de las siguientes preguntas sobre sus alumnos y sus circunstancias:

  • "¿Qué edad tienen mis alumnos?"
  • "¿Tienen alguna experiencia previa en el aprendizaje del alemán o de otras lenguas extranjeras?"
  • "¿Tienen algún familiar o amigo con el que puedan hablar alemán en casa?"
  • "¿Voy a enseñar a un grupo grande de estudiantes, o voy a trabajar estrechamente con individuos o grupos pequeños?"
  • "¿Qué esperan mis alumnos de esta experiencia? ¿Quieren utilizar el alemán en una conversación informal o esperan aprobar un examen de lectura de nivel universitario?"

2. Pruebe los métodos de enseñanza tradicionales para un enfoque estructurado.

Tradicionalmente, el profesor particular las ha enseñado lenguas extranjeras haciendo hincapié en las reglas de la gramática y el vocabulario, con mucha repetición y memorización. Sin embargo, los enfoques inmersivos o basados en tareas son cada vez más populares. Ambos enfoques son útiles, y el que mejor funcione dependerá en gran medida de las necesidades individuales y los estilos de aprendizaje de sus alumnos.

Los métodos tradicionales que se centran en la gramática, la sintaxis y el vocabulario pueden ser los más adecuados para los alumnos que quieren centrarse en el desarrollo de su capacidad de lectura en alemán.

A algunos profesores y alumnos les puede resultar útil combinar ambos métodos.

Empieza a dar clases particulares

3. Utilizar métodos inmersivos o basados en tareas para un enfoque más natural.

Los métodos inmersivos o basados en tareas permiten a los alumnos aprender de forma más natural, ya que se lanzan directamente a utilizar el idioma sin preocuparse por las reglas o la memorización. Como profesor particular, este método puede ser el más eficaz para los alumnos que aprenden a hablar y comprender el alemán hablado.

La enseñanza inmersiva o basada en tareas se centra en involucrar a los alumnos a través de conversaciones, actividades y juegos centrados en el tema.

Por ejemplo, en lugar de dar a sus alumnos una lista de vocabulario para memorizar, puede empezar una unidad sobre el cuerpo humano en alemán enseñándoles a cantar (Kopf, Shulter, Knie und Fuß) ("Cabeza, hombros, rodillas y dedos").

4. Reúne recursos y material didáctico.

Antes de empezar a enseñar alemán, busca materiales que apoyen el enfoque que te interesa. Además de los libros de texto impresos, hay un montón de planes de lecciones, consejos de enseñanza, comunidades de aprendizaje inmersivo, recursos culturales y otras herramientas disponibles en línea para los profesores de alemán. A los alumnos encantará tus clases particulares.

¿Cómo dar clases de inglés online?
Las clases de inglés online son la opción favorita para muchos alumnos y profesores. ¿Tienes una agenda apretada y apenas unas hor...

5. Trabaja la expresión y la comprensión oral.

Hablar y escuchar son habilidades vitales para los estudiantes que aprenden cualquier lengua viva. Anime a sus alumnos a aprender activamente haciéndoles participar en conversaciones en el aula. Anima a los alumnos a conversaren en alemán. Escoja temas de conversación que sus alumnos consideren relevantes e interesantes.

Por ejemplo, pida a sus alumnos que traigan fotos de sus mascotas favoritas y mantengan una conversación sobre las fotos. Dales una indicación, como por ejemplo "¡Christine, tu gato es tan bueno! Wie alt ist sie?" ("¡Christine, tu gato es tan bonito! ¿Cuántos años tiene?").

Desarrolle la capacidad de escucha activa de forma divertida haciendo que sus alumnos escuchen canciones en alemán o vean películas en alemán. Hazles preguntas sobre la canción o la película cuando termines y entabla una conversación.

6. Repasa los aspectos básicos de la pronunciación.

La pronunciación del alemán puede diferir considerablemente de la que sus alumnos están acostumbrados a utilizar en su(s) lengua(s) materna(s). Dedique algún tiempo a familiarizar a sus alumnos con la pronunciación de las palabras alemanas y ayúdeles en las áreas que les resulten especialmente difíciles.

Por ejemplo, los alumnos de habla inglesa pueden necesitar ayuda para aprender a pronunciar las vocales acentuadas como ä, ö y ü.

Concéntrese en las formas en que la pronunciación de los sonidos escritos puede diferir de lo que sus alumnos están acostumbrados. Por ejemplo, en la mayoría de los casos, la "ch" en alemán se pronuncia de forma diferente a la misma combinación de letras en español.

Anúnciate como profesor particular ¡GRATIS!

7.Haga que sus alumnos lean.

La lectura de textos en alemán ayudará a sus alumnos a adquirir una mayor comprensión de la gramática, la sintaxis y el vocabulario, así como de las reglas de ortografía y pronunciación. La lectura de textos alemanes también puede mejorar la comprensión de la cultura alemana por parte de sus alumnos[4]. Fomenta su capacidad de comprensión haciéndoles preguntas sobre lo que han leído.

Por ejemplo, puede hacer que sus alumnos lean un ensayo corto en alemán. Pídales que resuman los puntos principales del ensayo en alemán, con sus propias palabras.

Si utiliza un enfoque más tradicional de la enseñanza del alemán, plantee a sus alumnos preguntas sobre gramática. Por ejemplo, seleccione un verbo de la lectura y pregúnteles sobre el tiempo verbal ("Welche Zeitform ist das?").


8. Pida a sus alumnos que escriban.

Escribir en alemán ayudará a sus alumnos a comprender mejor la mecánica de la lengua. También les hará confiar en su capacidad para utilizar el alemán como una herramienta de comunicación real, en lugar de algo que sólo reciben y entienden de forma pasiva[5].

Proporciona mucha estructura y da temas específicos para tus tareas de escritura para que tus alumnos no se sientan abrumados. Por ejemplo, puedes pedirles que escriban 3 párrafos resumiendo lo que hicieron el fin de semana pasado.

¿Cómo dar clases de idiomas?
¿Te apasionan los idiomas? La verdad es que es uno de los mayores tesoros. Conocer idiomas te abre las puertas a conocer nuevas cu...


9. Exponga a sus alumnos a una gran variedad de vocabulario.

La mejor manera de ayudar a tus alumnos a construir un rico vocabulario alemán es poner ese vocabulario en contexto y animarles a utilizarlo activamente[6] Introduce una amplia variedad de palabras de vocabulario organizando tus lecciones en torno a diferentes temas. Elabora una lista de palabras que te gustaría utilizar en cada lección y refuerza el uso de esas palabras a través de los deberes, los debates en clase y la repetición en lecciones posteriores.

Por ejemplo, hacer una unidad sobre los alimentos alemanes es una buena manera de introducir vocabulario relacionado con la comida, la alimentación y la cocina.

Pida a sus alumnos que utilicen el vocabulario describiendo cómo se prepara y sirve un plato tradicional alemán, o que actúen pidiendo comida en un restaurante alemán.

Temas
© 2007 - 2022 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros