Dolor de espalda en época de exámenes y confinamiento

¿Cuánto tiempo dura el dolor de lumbares?

“El dolor de espalda agudo se define como la duración de menos de 4semanas, el dolor de espalda subagudo dura de 4 a 12 semanas y el dolor de espalda crónico dura más de 12 semanas”.

¿Por qué me duele la espalda?

La opinión general es que el dolor lumbar es siempre un signo de lesión o daño, pero esto no es cierto

Existen factores que desencadenar el dolor lumbar y que a todos nos suenan: pueden ser psicológicos (pensar que no mejorará, depresión, estrés, miedo al movimiento), relacionados con la salud (cansancio y falta de energía), relacionados con el estilo de vida (problemas del sueño, niveles bajos de actividad física, sobrepeso, fumar) o sociales (problemas de dinero, malas relaciones o apoyo en el trabajo o en el hogar, baja satisfacción laboral, eventos estresantes de la vida como una muerte o enfermedad).

Similar a otras condiciones de salud como la migraña, el asma y la depresión, el dolor lumbar puede tener un patrón recurrente en el que aparece y desaparece.

¿Radiografías o resonancias?

La mayoría de las personas creen que una radiografía o una resonancia magnética identificarán la causa de su dolor lumbar y conducirán a un mejor plan de tratamiento. Sin embargo, sabemos quelos resultados que vemos en esas pruebas no tienen nada que ver con sus dolores en la mayoría de los casos.

Una prueba de imagensiempre mostrará «cosas», pero las investigaciones han demostrado que las personas que no tienen dolor lumbar tienen abultamientos o protusiones en los discos, degeneración de los discos y degeneración de las articulaciones facetarias. Estas «cosas» son partes normales del proceso de envejecimiento, como las canas o las arrugas.

Creemos que la Resonancia lumbar solo cuando se sospeche de patologías más graves asociadas.

Radiografía de lumbares

Qué causa el dolor lumbar

Como hemos visto antes, existen muchos factores que ayudan provocar el dolor de espalda. Intentar llegar al origen del dolor, puede ser la peor opción disponible. Nosotros aconsejamos descartar patologías graves mediante una buena anamnesis y exploración (más pruebas de imagen si son necesarias).

Una vez descartadas las banderas rojas, lo recomendable es seguir un estilo de vida activo y saludable. Y no pensar en falsas teorías que te hacen vulnerable y fragilizan tu columna: hernias discales, protusiones, discos fuera de su sitio…

Medicamentos para aliviar el dolor

La mayoría de analgésicos»no son realmente efectivos para curar el dolor de lumbares y a menudo tienen efectos secundarios. Fármacos con el paracetamol o los antiinflamatorios no son mejores que el placebo según estudios científicos.

Cirugía para el dolor lumbar

El tratamiento invasivo como la cirugía rara vez es una opción para el dolor lumbar. Casi todaslas directrices internacionales recomiendan que se evite durante un período de tiempo considerable para permitir un tiempo adecuado para la recuperación natural o la recuperación utilizando métodos no quirúrgicos, como el ejercicio o la fisioterapia.Desafortunadamente, muchas personas son enviadas a cirugías como fusiones lumbares demasiado rápido, lo que implica más costos, más riesgo y, lo que es más importante, no parece mejorar los resultados.
En la medida de lo posible, las personas con dolor lumbar no deben apresurarse a un ciclo de tratamiento excesivo, una vez que estén felices de que son como la mayoría de las personas que tienen dolor lumbar de forma intermitente y que no se debe a una enfermedad grave. En el caso de que una persona sea derivada para tratamientos o pruebas, debe hablar con su médico para ver si estas pruebas son esenciales o urgentes, ya que generalmente la decisión de comenzar el tratamiento puede volver a realizarse si los síntomas no se resuelven.

Dolor lumbar crónico

¿Qué puedo hacer para el dolor de espalda?

Mantente activo y evita el reposo en cama.
El reposo en cama y el descanso prolongado fueron tratamientos muy populares para el dolor lumbar. Sin embargo, ahora sabemos que a las personas con dolor lumbar que permanecen activas (incluso cuando les duele) les va mejor a largo plazo. De hecho, parece que cuanto más tiempo se queda una persona en la cama debido al dolor lumbar, peor se vuelve el dolor, la discapacidad y la capacidad para trabajar.
Para el dolor lumbar de inicio reciente, es importante tratar de encontrar el equilibrio entre dejar que el dolor lumbar se estabilice mientras te mueves. Es similar a un futbolista que se ha torcido el tobillo: evitar movimientos agravantes y reducir el entrenamiento durante unos días ayuda, pero se asegura de que el tobillo no descanse excesivamente, ya que se volvería más rígido y más débil. La actividad habitual de fútbol se reanudaría gradualmente durante días y semanas.
Durante los primeros días de dolor lumbar, es común que el movimiento de la espalda o la postura puedan alterarse significativamente. Esta es una parte normal de la experiencia de dolor de espalda y es como cojear después de un esguince de tobillo. Al igual que el futbolista, podría ser útil evitar ciertos movimientos por un tiempo. A medida que el dolor se asienta, los patrones de movimiento mejoran. Sin embargo, es importante que las personas no esperen a que desaparezca el dolor antes de decidir moverse.

Vivir con el dolor de espalda

Es común que las personas con dolor lumbar tengan miedo o excesivo cuidado de volver a sus actividades habituales, como el golf, la jardinería, el trabajo… Sin embargo, hay pruebas muy sólidas de que mantenerse activo yvolver a todas las actividades y pasatiempos habituales es importante para ayudar a la recuperación.
En general, las personas están preocupadas por los movimientos que involucran impacto, flexión, levantamiento y torsión. Las personas con dolor a menudo evitan estos movmientos por temor a dañar su espalda. Sin embargo, estas cosas son seguras (incluso si molestan al principio) y todos deben sentirse seguros de volver hacerlas.
Es cierto que hacer trabajos manuales en una postura incómoda con cargas pesadas y objetos que no están cerca del cuerpo de la persona aumenta el riesgo de un episodio de nuevo dolor de espalda. Curiosamente, el riesgo aumenta si la persona está distraída o cansada durante los trabajos manuales. Esto todavía no significa que estas actividades sean peligrosas.
Tomemos de nuevo el ejemplo de un corredor. Las personas que comienzan a correr después de haberse recuperado de una lesión tienen un mayor riesgo de dolor o molestia si comienzan a correr tres veces o más por semana. Este mayor riesgo no significa que estas personas deban dejar de correr para siempre, o que la actividad sea mala para ellos. Es posible que solo necesiten cambiar algunas cosas: la cantidad de días, el tiempo, la forma en que lo hacen. Así le dan a su cuerpo más tiempo para acostumbrarse de nuevo a esa actividad.
En general, las personas deben tratar de usar su espalda con sensatez y desarrollar tolerancia a ciertos moviemientos como doblarse y levantar pesos a través de la práctica con diferentes cargas. Pero las personas no deben envolverse en algodón y evitar las esfuerzos. La parte posterior, como todas las partes del cuerpo, está diseñada para el movimiento y se adaptará a diferentes actividades y cargas con la práctica.

Ejercicio como mejor tratamiento

El ejercicio es muy bueno para el dolor lumbar. ¿Qué tipo de ejercicio? el mejor será el que más te guste, o lo que es lo mismo el que mantendrás con el tiempo. Por ejemplo, caminar, correr, montar en bicicleta, nadar, yoga y pilates tienen efectos similares para el dolor lumbar y son igualmente seguros, por lo que las personas deberían elegir el ejercicio que prefieran.
Desafortunadamente, muchas personas reciben información aterradora sobre ciertos ejercicios.

Las actividades consideradas malas como correr en carretera (suelo duro) no se han relacionado con el dolor lumbar. Todas estas actividades pueden ser dolorosas inicialmente, pero hacen que tu espalda esté más sana y fuerte. No la gastan ni la dañan.El ejercicio es el único enfoque actual que puede prevenir la recurrencia del dolor lumbar. Casi reduce a la mitad el riesgo de recurrencia. Cuanto más tiempo puedas hacer el ejercicio, mejores resultados obtendrás.

Resumen

Los enfoques biomédicos para el abordaje del dolor lumbar en los últimos 15 años han llevado a un aumento exponencial en terapias físicas, imágenes de resonancia magnética, inyecciones espinales, intervenciones quirúrgicas y tratamientos farmacológicos, con un aumento masivo en los costos de atención médica.A pesar de la evidencia de que solo del 8 al 15% de los pacientes con dolor lumbar, existe un diagnóstico patoanatómico identificado, dejando a la mayoría de los pacientesdiagnosticado con dolor lumbar no específico. FRACASO DE LOS ENFOQUES ACTUALES.

  • El dolor de espalda es común.
  • Rara vez se necesitan pruebas de imagen.
  • La interpretación de las pruebas de imagen suele generar alertas innecesarias.
  • El dolor de espalda no está causado por algo “fuera de sitio”.
  • Descansar en la cama no ayuda.
  • Más dolor no significa más daño estructural.
  • La cirugía rara vez es necesaria.
  • Las mochilas escolares no deberían preocuparnos.
  • La postura perfecta para sentarse probablemente no existe.
  • Levantar peso y agacharse es seguro.
  • Evitar actividades y moverse cuidadosamente no es beneficioso a largo plazo.
  • Dormir mal influye en el dolor de espalda.
  • Estrés, depresión y ansiedad influyen en el dolor de espalda.
  • El ejercicio es beneficioso y seguro.
  • La edad avanzada, los cambios degenerativos no se relacionan con el dolor.
Temas
© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros