Encontrar a un buen preparador de oposiciones

Aprobar unas oposiciones de maestro es un reto demasiado grande como para enfrentarse solo. Una de las cosas más recurrentes hasta ahora era apuntarse a una academia, pero hace unos años los preparadores de oposiciones son muchos más accesibles para todos y se han puesto de moda. 

Prueba un preparador de oposiciones profesional
Merce (14)910
Cristina 1ª clase gratis (4)910
Esmeralda (8)1010

Algunas personas, cada vez menos, piensan que no se pueden permitir contratar a alguien que le ayude de forma individual, pero ¿quién no ha tenido alguna vez un profesor particular? Es algo mucho más barato de lo que piensas y casi te asegura a aprobar. 

 

Ventajas de un preparador de oposiciones

 

Opositar para maestro te llevará como mínimo un año de tu vida. Hay situaciones en la vida en la que un año puede hacerse corto, pero cuanto tienes que hacer todos los días lo mismo, se hace bastante largo. Estudiar todos lo días cansa muchísimo y un preparador lo hace más fácil

 

 

Tienes que ser honesto y hasta el mejor de los estudiantes tiene momentos de bajón y esos momentos pueden costarte bastante caros. Todo el mundo necesita a alguien que le apoye y quién mejor para hacerlo que un profesional.

  • Temario de oposiciones: es quizás uno de los principales motivos por los que alguien contrata un preparador. Poder tener el temario actualizado para las oposiciones de secundaria o primaria es muy importante, es algo a lo que no todo el mundo tiene acceso si se lo prepara por libre.
  • Toda la información: conseguir toda la información sobre las convocatorias es algo que no siempre es fácil. A veces se escapan detalles de los que solo se enteran algunas personas, informarse bien sobre las convocatorias es el trabajo de un preparador y tu solo te tendrás que dedicar a estudiar. 
  • Feedback: alguien tiene que decirte si lo estás haciendo bien o lo estás haciendo mal. No intentes emprender un camino largo y complicado sin alguien que te diga por dónde tienes que ir. Un preparador te dirá si estás estudiando bien y si por dónde vas. 
  • Motivación: uno de los principales motivos por los que muchos se alegran de haber contratado un preparador para estudiar oposiciones. A los pocos meses de estar estudiando es normal encontrar falta de motivación y es aquí donde un buen preparador tiene que hacer su trabajo. 
  • Orientación: no es suficiente con saber qué estudiar, sino cómo estudiarlo. Un preparador puede orientarte como sobre planificar los temas para que alcances los objetivos y llegues a tiempo de una forma no muy costosa. 
  • Resolver tus dudas: Una de las cosas más importantes. Un preparador está ahí para lo que necesites. Estará para resolver cualquier tipo de duda, incluso aquellas que no tiene que ver con el temario estrictamente. Es su trabajo, y si hay algo que no sepa seguro que investigará por ti y te lo resolverá pronto. 

¿Cómo contratar un buen preparador de oposiciones? 

 

Si acabas de llegar al mundo de las oposiciones de educación es normal que estés un poco perdido. Hay mucha información que debes procesar y es normal que no sepas muy bien como debe ser un buen preparador de oposiciones. Por eso te damos algunos consejos:

  • Que haya opositado: la inmensa mayoría de los preparadores de oposiciones son funcionarios con plaza que quieren sacarse un sueldo extra preparando a otros. Esto le da un valor increíble porque habrá pasado por lo mismo que estás pasando tú. 
  • Con experiencia: siempre es preferible que ya haya preparado otros estudiantes. Si es un preparador principiante lo ideal es que lo compense con actitud. 
  • Implicación: un preparador debe tomarse su trabajo muy en serio. Que pueda estar disponible de una manera razonable y que surge algún problema lo resuelva. Un profesor con implicación probablemente tenga una tarifa más alta porque estará dispuesto a trabajar fuera de las horas contratadas, pero merece muchísimo la pena.
  • Organizado: si no eres organizado esto será una de las grandes ventajas que encontrarás. Si eres organizado intenta que tu preparador sea más organizado que tú y avanzarás muchísimo. Una de las utilidades de un preparador es que solo te dedicarás a estudiar y que temas como la organización lo lleven otros. 
  • Confianza: cuando contratas cualquier tipo de educación individual la confianza es básica. Vas a pasar muchas horas con esa persona y vas a depositar tu futuro en su profesionalidad, así que además de garantías demostrables tienes que sentir confianza por ella. 
  • Personalización: un mal preparador es aquel que trabaja con todos los alumnos igual. Cada estudiante demanda una serie de cosas y el método de preparación debe adaptarse a cada uno de ellos. Tienes que ser capaz de demandar necesidades y mostrarlas de forma clara a los preparadores. 

 

 

¿Cómo buscar un preparador?

 

Es lo que todo el mundo se pregunta ¿dónde están los preparadores para oposiciones? Lo más intuitivo es empezar buscando en internet. Y es una buena idea, puedes hacer una búsqueda general en Google o probar en páginas especializadas como Tusclasesparticulares. 

En una búsqueda sencilla tendrás bastantes resultados y tienes que seleccionar como si fuera un trabajo como otro cualquiera. No te quedes nunca con una sola opción, habla con varios, y cuéntale a todos tus necesidades. 

En una entrevista es importante hacer una lista de temas que te preocupan y preguntas que todos los candidatos deben responder. Pero también es fundamental dejarse guiar por las impresiones que te den, así que intenta hablar largo y tendido con cada candidato. Así podrás conocerlos mucho mejor antes de confiar en ellos tu educación y tu futuro. 

Síguenos en
© 2007 - 2019 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros