Declarar mi trabajo como autónomo o freelance

Si has decidido ser freelance, como la mayoría de profesor particulares, quizás no hayas tenido en cuenta que hay que pagar impuestos de una forma un poco diferente que un asalariado. Ahora eres más una empresa pequeñita que un trabajador corriente.

Empieza a ganarte la vida dando clases

Lo primero que tenemos que decirte es que no tienes porque estar solo, lo normal en el mundo de los autónomos es tener un gestor de confianza que por un módico precio te organice y te lleve todo este tipo de cosas.

¿Tengo que declarar mis ingresos?

Sí, toda actividad profesional que desarrolles, sea del tipo que sea, tiene que ser declarada a hacienda. Y tendrás que darte de alta como autónomo, a menos que la cantidad que percibas sea muy pequeña y estés trabajando para otra empresa, en ese caso hay otras formas fiscales de hacerlo que tendrás que consultar con un gestor.

Tanto si quieres declarar clases particulares como otro tipo de trabajo el proceso siempre es el mismo y lo recomendables es hacerlo antes de encontrar trabajo de freelance.

Cuánto debo cobrar por dar clases particulares

Pero si quieres ser freelance tienes que hacerte autónomo desde el minuto uno, antes incluso de realizar tu primer trabajo, es como constituir una empresa. Y aunque parezca un poco raro pagar antes de empezar a trabajar, hay ciertas formas que lo hacen un poco más fácil.

¿Cuánto cuesta ser autónomo?

Para aquellos que nunca han sido autónomos existe la tarifa plana. Con esta solo tienes que pagar 50 euros de cuota, no importa cuanto ingreses al mes. Durante el primer año es algo fijo, después va subiendo este precio progresivamente:

  • Durante los primeros 12 meses: 50,00 euros.
  • Durante el mes 12 hasta el 18: 137,97 euros.
  • Durante el mes 18 hasta el 24: 192,79 euros.

Si ya estuvistes dado de alta pero hacer más de 2 años sin cuota bonificada o hace 3 años si la cuota estaba bonificada también puedes acogerte a esta bonificación.

Conviértete en autónomo paso a paso

Para muchas personas esto les puede imponer un poco, pero es mucho más fácil de lo que la mayoría de la gente piensa. Ser autónomo solo es un proceso burocrático sencillo, tan sencillo como darse de alta en la seguridad social.

Quizás lo más complejo de ser freelance sean las declaraciones a hacienda, pero de momento, solo estamos tratando de darnos de alta y eso es algo bastante sencillo. Son solo dos pasos:

  • Alta en hacienda: solo tienes que pedir cita y darte de alta, en menos de 24 horas estarás dado de alta y solo tienes que entregar tu documentación básica (DNI, cuenta bancaria…) y rellenar un formulario con la información sobre la actividad que vas a desempeñar.
  • Alta en la seguridad social: es el segundo y último paso. Una vez dado el primero tienes 30 días para darte de alta en la seguridad social y es igual de sencillo. Pide cita a razón de “dar de alta en la seguridad social como autónomo” y en menos de 24 horas el proceso estará finalizado.

Todo esto es algo sencillo que no se suele complicar y si existe alguna dificultad podrás solucionarlo en menos de una semana. Esta parte de ser autónomo se ha agilizado mucho en los últimos años y no debe suponer ningún problema.

Cómo empezar a trabajar de freelance
Hay muchas personas para las que no está hecho el trabajo asalariado. No quieren jefes, no quieren horarios estrictos y les agobia...

¿Cómo es la declaración de la renta de un autónomo?

Esto es uno de los trámites más engorrosos para un freelance. Estos no hacen la declaración de la renta de la misma forma que lo hace un asalariado. Tendrás que responder ante hacienda de dos formas.

  • Declaración anual: la misma que presenta todo el mundo, pero tendrás que hacerla como autónomo, lo que implica presentar todos los documentos de tu actividad económica.
  • Declaraciones trimestrales: en esta se incluye el IVA de todas las cosas que hayas vendido, la declaración del IRPF y la declaración de retenciones e ingresos a cuenta.

Para esto es muy importante que guardes todas las facturas de todos los trabajos que hagas o de todos los gastos que tengas. ¿Cómo se hace una factura? Estos son los datos que tiene que tener:

  • Número de factura: todas las facturas tienen un número y tiene que ser correlativo.
  • Fecha: tiene que ser la del día en que hagas la transacción.
  • Datos personales: tanto los tuyos como los del cliente, nombre y apellidos, DNI o NIF y dirección.
  • Datos de la actividad: tienes que describir si ha sido una compra, un trabajo y como ha sido el servicio o producto.
  • IVA: que porcentaje de IVA tiene el precio final.

Puede que haya gente que ante todo esto se asuste, pero no te preocupes. Si quieres ser freelance es un trámite que hay que pasar, todo esto puede verse como una desventaja, pero ser autónomo tiene muchos beneficios. Además este tipo de cosas solo cuestan esfuerzo al principio, una vez que te acostumbras todo es mucho más fácil.

Otros artículos relacionados que te interesarán:
  1. Dónde trabajar siendo freelance
  2. Gestiona tu tiempo siendo freelance con estos consejos
  3. Declarar mi trabajo como autónomo o freelance
  4. Cómo empezar a trabajar de freelance
© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros