La filosofía, Nietsche y la felicidad de los alumnos

Voluntad de poder, vitalismo y el Superhombre



La voluntad de poder consiste en una energía vital de cada ser humano que se manifiesta con entusiasmo, con fuerza y creatividad. Así mismo, se ve influenciada por la biología y el medio ambiente donde vive por ejemplo, lugar, educación, etcétera. Para saber que es la voluntad de poder tenemos que aprender ciertas características que adquiere esta: la primera característica es que es inconsciente, es decir, que nosotros no podemos controlarla sino que se manifiesta ella sola; es previa a la razón, o sea que es anterior a ella; la tercera característica consiste en que es peculiar, dicho de otra forma, es distinta a los demás y única; es resistente, ya que si surge algún problema, la voluntad de poder será capaz de imponerse; la quinta característica consiste en que la voluntad de poder necesita dolor para que crecer y mejorar; no tiene una finalidad como tal sino que busca aquello que le propone la inteligencia, no necesita ningún fin, ella es un fin en sí mismo; otra particularidad es que es creativa, a saber, que es capaz de resolver obstáculos; es libre ya que se manifiesta sola sin ser subordinada por la razón y por último, es diversa pues cada persona tiene su propia voluntad de poder o mejor dicho, varía según el sujeto.

Comprendido lo anterior, Nietzsche distinguirá dos formas de expresar la voluntad de poder: como vida ascendente y como vida descendente. Con respecto a la vida ascendente, Nietzsche afirmará que esta es la actitud de las personas que enfrentan diversos problemas en la vida y no se amedrentan ante los obstáculos, sino que se imponen ante ellos y ven el placer como una victoria vital. Por el otro lado, afirma que esta es una característica de las personas tímidas y aterrorizadas que son infelices y llenas de tristeza e insatisfacción, y que tienen una actitud defensiva hacia la vida.

En cuanto al vitalismo, podemos decir que es una actitud concreta que reafirma con toda las fuerzas el deseo de vivir y ser los protagonistas de nuestras propias vidas y no meros espectadores. Es por ello que Nietzsche no estará de acuerdo con la filosofía griega que nos llevó a menospreciar lo material al ser parte del mundo representativo, que resultó ser una forma de engaño, y por lo tanto rechazará todo dualismo platónico y sus antecedentes socráticos.

Por último, el superhombre será aquella persona que rompe los cánones establecidos por la sociedad e implanta unas nuevos. Para el filósofo alemán, la llegada del Superhombre será la muerte de la religión. Una vez que la humanidad comprenda que ellos son los que deciden su código de valores, que no han de responder ante ningún Dios y que no han de respetar el código moral con que los débiles tratan de dominarlos. El Superhombre no muestra clemencia, que no es más que un vicio convertido en virtud por los débiles. El Superhombre determinará sus propios valores y se basará en ellos para vivir la vida con sus propias normas y no la de otros. El Superhombre poseerá las virtudes de la fuerza, la determinación, el entusiasmo e impondrá su voluntad de poder para vivir con plena autonomía.

Temas
© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros