Del sistema tradicional a la educación del siglo XXI: Constructivismo y Neuroeducación.

El sistema educativo tradicional ha demostrado estar obsoleto. Hoy en día sigue llevándose a cabo un sistema de enseñanza-aprendizaje que ya no responde a las necesidades del alumnado del siglo XXI y que, además, sigue llevando a cabo prácticas que han demostrado ser poco eficientes.

Empieza a dar clases particulares

El sistema educativo tradicional se diseñó para responder a una alta demanda de formación de la población. Con la popularización de la educación, se requirió crear grandes aulas en las que se agruparan altas ratios de alumnos/as que, de forma estandarizada, recibieran una formación que no atendía sus necesidades específicas.

Este sistema educativo, respondía a la gran necesidad de la formación de mano de obra que surgiría después de la Primera y Segunda Revolución Industrial. En este sentido, y de forma jerárquica, prevalecería, y prevalece, el aprendizaje de la inteligencia lógico-matemática, por encima del resto de inteligencias (y materias correspondientes).

Hoy en día se sabe que no por memorizar más, se aprender y aprehende mejor. Se conoce que las emociones tienen un gran papel en la consolidación de aquello que debe aprenderse, y que, para estimular las emociones, lo primero que debe hacerse es motivar al alumnado.

Además, se sabe que la capacidad sostenida en el tiempo para aprender, no es ilimitada. Sino que lo que se conoce como "Memoria de trabajo", tiene una capacidad límite. Por lo que repasar innumerables veces un temario, no proporcionará un mayor aprendizaje. Se debe a que la MT no solo no es ilimitada, su operatividad tiende a disminuir conforme la usamos de forma sostenida en el tiempo. Esto se debe a que, llegado su límite, padecemos una sobrecarga cognitiva que dificulta/impide el aprendizaje.

Como ser profesor particular. Todo lo que debes saber
El reto de ser profesor particular Enhorabuena, si estás leyendo esto es porque has decidido ser profesor particular. O quizás y...

¿Cómo podemos llevar a cabo un aprendizaje de calidad?

Como profesores/as, debemos hallar la forma de motivar extrínsecamente al alumnado. No debemos ser unos personajes distantes aportadores de conocimiento que, desde una posición de superioridad, arrojen el conocimiento sobre un alumnado vacío de él.

Por ello, la primera función de un profesor/a, debe ser la de saber detectar qué sabe el alumnado y qué no, y actuar en consecuencia. Una vez que sabemos los conocimientos previos del alumnado, deberemos adaptar nuestras clases a estos, y tratar de desarrollar nuestras sesiones de acuerdo a su capacidad cognitiva y sus conocimientos previos.

Tratar de interrelacionar aquello que el alumnado ya sabe, con aquello que debe aprenderse, además de convertir el conocimiento abstracto en algo más tangible, por medio de las analogías, generando situaciones que favorezcan el aprendizaje significativo, y de acuerdo a la Taxonomía de Bloom y los estadios de desarrollo cognitivo.

Cómo conseguir alumnos a los que dar clases particulares
Hay muchas cosas que debes saber a la hora de ser profesor particular. Cómo captar alumnos es una de las claves cuando nos pregunt...

Un ejemplo en el caso de la asignatura de Historia y Geografía, sería: en el caso que debiera explicar el desarrollo de la División del trabajo, conforme las fuerzas productivas han ido mejorándose en el transcurso del tiempo. Perfectamente podría establecer una analogía con la división del trabajo que surge de forma natural en la casa en la que el alumnado vive.

De este modo, entenderían que la división del trabajo en una sociedad es necesaria para convivir, desde la unidad más pequeña, como es la Familia nuclear, hasta la unidad más grande, como es la sociedad en su conjunto.

Y por extensión, podríamos explicar qué es el Sector primario, secundario, terciario y cuaternario, y la interrelación entre los mismos, del mismo modo que en casa de lleva a cabo tareas de producción y reproducción; ambas necesarias para poder vivir el día a día. (trabajo productivo y tareas domésticas).

¿Quieres dar clases particulares?

Sabemos que el aprendizaje memorístico es un aprendizaje efímero y de mala calidad. Para que el aprendizaje quede fijado en la mente debe emocionarnos, ya que aquel aprendizaje que nos emociona establece conexiones neuronales más firmes y, por lo tanto, facilitan el traslado del aprendizaje des del Registro sensorial, pasando por la memoria a corto plazo y, definitivamente, estableciéndose en la memoria a Largo Plazo.

Si lo que queremos es que el aprendizaje emocione a nuestro alumnado, no sólo debemos entender qué puede emocionarles, además debemos comprender que una clase no puede llevarse a cabo de forma unidireccional.

Es decir, un alumnado que escucha y un profesor/a que transmite la lección. Sino que el alumnado debe ser partícipe activo y protagonista de su propio aprendizaje. Solo cuando el alumnado es partícipe activo, y cuando sabemos establecer las analogías pertinentes entre los contenidos de la materia (en este caso Historia), estaremos fomentando a la vez los dos tipos de motivación, la extrínseca y la intrínseca.

María Montessori ya nos advirtió de que toda ayuda innecesaria que le facilitemos a un aprendiz, realmente es un obstáculo para su aprendizaje. Por lo tanto, debemos ser guías, soporte y modelo del proceso de enseñanza-aprendizaje, pero en ningún caso ser el sujeto activo.

Si logramos esto, no será necesario que reclamemos la atención del alumnado mediante el castigo, sino que será el propio alumnado el que demandará saber más sobre aquello que se está enseñando, ya que cuando perciben que les es útil, y además ven los frutos de su esfuerzo, generan esa motivación extrínseca que a los profesores nos cuesta tanto fomentar. Y creo, en mi humilde opinión, que sucede por un error de base: seguir aplicando la metodología tradicional de enseñanza.

¿Cómo empezar a dar clases particulares online?
¿Te preguntas cómo dar clases particulares online? ¿Por dónde empezar? ¿Cómo encontrar alumnos a los que dar clases particulares o...

Una vez que hemos conseguido esto, quedará por hacer un cambio:

Dejar de lado la evaluación puramente memorística

Hoy en día sabemos que el cerebro no funciona como un ordenador. Mientras que las computadoras son capaces de rescatar la información que poseen siempre que queramos, el cerebro no funciona así. El cerebro almacena la información mediante conexiones neuronales, pero falla en el rescate de esta información.

Por lo tanto, puede darse el caso de que sepamos algo, pero que en aquel momento no seamos capaces de rescatar esa información almacenada. Cuántas veces habremos oído "Lo tengo en la punta de la lengua, pero no me viene”. El sistema de evaluación escrito, no solo no tiene en cuenta este hándicap, sino que además obliga al alumnado a aprender por memorización.

Un sistema de evaluación que no pusiera tanto peso en la memoria, y pusiera el énfasis en el aprendizaje por comprensión, no sólo permitiría que el alumnado estuviera menos estresado en las épocas de exámenes, sino que demás consolidaría de mejor forma el aprendizaje, facilitando el paso del conocimiento de la memoria a corto plazo, a la de largo plazo.

Con ello no estamos diciendo que el entrenamiento de la memoria sea innecesario, ni mucho menos. Es importante entrenar la memoria también, pero lo que decimos es que debemos de dejar atrás un sistema de evaluación eficaz, para utilizar uno más eficiente.

Es por ello que, con mis clases particulares, no quiero que el alumnado simplemente apruebe (codifique, almacene y evoque), sino que, además, entre en las dinámicas propias del aprendizaje por comprensión. Que aprenda a aprender, y que desarrolle un espíritu crítico. De este modo, no solo le estaré preparando para aprobar el examen de mañana, además, le estaré preparando para el mundo universitario, y para que sea un ciudadano/na crítico, que contribuya en la mejora de la sociedad en la que vivimos.

© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros