• Las mejores actividades para hacer con ...

¿Qué actividades puedo hacer con niños en verano?

Las vacaciones de verano es el mejor momento del año para muchos niños  el más complicado para muchos padres. Aunque disfrutemos pasando tiempo con los peques, son tres meses en los que sentimos la necesidad imperiosa de llenar los días de actividades y momentos especiales. 

La infancia es el momento en el que los hijos sienten más apego por los padres y cada verano es una oportunidad única crear recuerdos que marcarán toda la vida. Por eso es importante hacer cosas que después la no podrás hacer.

Pero no te agobies aunque sientas que tienes que tener momentos muy especiales con tu hijo, lo cierto es que cualquier cosa que hagáis llegará a ser un gran momento. Hemos seleccionado algunas actividades con las que además de diversión se fomenta el aprendizaje, para que lo que tu hijo haga en verano le aporte un gran beneficio. 

 

Campamentos

 

La idea básica de un campamento es que tu hijo esté unos día fuera de casa haciendo actividades con monitores y otros niños. Para algunos niños los campamentos se convierten en algo fundamental en su desarrollo, tan importante como el colegio, porque aporta muchísimos beneficios:

  • Vínculos sociales: los niños deben correr lo que se determina como “riesgos sociales”. Es la única forma de desarrollar habilidades sociales, tener cierta independencia y mejorar la autoestima.
  • Toma de decisiones: aunque en los campamentos estén bien cuidados, suelen tener muchísima más independencia. Aprenden a observar las situaciones, a tomar decisiones y a ser consecuentes con ellas. Los monitores suelen fomentar este tipo de situaciones y los ayudan y animan a valerse por sí mismos. 

Encuentra tu profesor ideal

  • Actividad física: muchos estudios apuntan a que cada vez tenemos una vida más sedentaria. Para alguno padres fomentar el deporte en sus hijos es complicado y algunos campamentos lo saben, por eso juegan con ellos para que empiecen a crear el hábito. 
  • Contacto con la naturaleza: son muchos los niños que viven en las ciudades y no ven nunca el campo. La naturaleza es salud y diversión para los niños y por eso los campamentos de verano están situados en la naturaleza. 

Por regla general los campamentos son para que los niños disfruten solos, pero si lo que quieres es disfrutar con ellos, puedes buscar campamentos en familia. Existen algunos que ofrecen estar un tiempo de acampada mientras realizas actividades junto a monitores y especialistas.  

Parques educativos 

 

Quizás sea la primera vez que hayas oído hablar de este concepto, pero es muy sencillo de entender. Son grandes recintos dedicados a una sola temática donde se programan actividades para que los niños aprendan y los mayores disfruten. En ellos aprenderá conceptos científicos básicos o de otras disciplinas. Hay de varios tipos: 

  • Científicos: son los más famosos, hay en muchas ciudades. Se trata de un parque de las ciencias, un recinto enorme con varios edificios dedicados a varias disciplinas científicas (física, química, biología…). Los niños van aprendiendo por medio de experimentos  y lecciones muy visuales. 
  • Biológicos: son un nuevo concepto de zoológico. Recrean el hábitat natural de los animales en las condiciones más óptimas posibles. Estos centros tienen pocos animales pero están bien cuidados y tienen una labor divulgativa, los niños podrán observarlos comportándose como si lo hicieran en total libertad, Aprenderán y desarrollarán un gran amor por la naturaleza y la biodiversidad. 
  • Históricos: son parques que recrean épocas históricas. Depende del país así son de una temática u otra, pero suelen ser sobre momento importante de la historia de un país o región. Los niños suelen divertirse mucho en ellos porque están enfocados para ellos, con cuentacuentos, actores e incluso atracciones. 

Puedes que haya parques educativos de otros muchos tipos. Es algo que se está poniendo muy de moda y cada ciudad quiere su parque educativo donde, familias y colegios de todas partes vengan a disfrutar uno o varios días. 

 

Clases recreativas

 

Los profesores particulares tienen muchísimo éxito en verano, el motivo es que muchos padres confían en ellos para que sus hijos aprendan y se diviertan a la vez.  Un profesor particular en verano puede aportar muchas cosas: 

  • Recuperar contenido: para aquellos alumnos que haya tenido algún mal resultado durante el curso es el momento de ponerse al mismo nivel que el resto. 
  • El hábito de estudio: es muy importante no perder la rutina. Muchos niños vuelven después de las vacaciones y les cuesta muchísimo incorporarse, que sigan dando clases aunque sean más relajadas es muy bueno.

Encuentra tu profesor ideal

  • Aprender cosas nuevas: los mejores alumnos siempre avanzan en verano. Un profesor particular puede enseñar de una forma entretenidas algunas cosas que se van a explicar el curso siguiente 
  • Entretenimiento: aunque pueda ser difícil de creer por algunos, hay clases que pueden ser muy divertidas. Algunos profesores están especializados en dar clase solo a niños pequeños y tiene los métodos perfectos para que aprender sea divertido. 

Excursiones para el verano

 

Una de las formas más tradicionales de aprender en verano, puedes ir a muchos sitios con tu hijos. Nadie los conoce como tú, pero no los subestimes cuando pienses a donde puedes ir. Si tienes paciencia suficiente los niños pueden divertirse en museos, teatro o actividades a las que no suelen estar acostumbrado. 

Si no tienes tiempo para pensar este tipo de actividades o crees que necesitas ayuda, siempre puedes contratar a un profesional. Hay muchas agencias y empresas que se dedican a organizar actividades en familia y por un precio bastante razonable puede tener un verano genial junto a tus hijos. 

Síguenos en
© 2007 - 2019 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros