¿Cómo utilizar la agenda para aprobar los exámenes?

Hasta hace tiempo, mi organización para llegar a tiempo a todos los exámenes era de poca ayuda. Quizá os pase eso de centraros en el primer exámen a la vista y después veros con el atragantón de estudiar todos los demás a última hora...

Pues a mí también me pasó, hasta que decidí darle una segunda oportunidad a mi olvidada amigala agenda.

Lo primero es organizar en ella nuestros exámenes una vez que sabemos las fechas para así poder diseñar un planning de estudio de acuerdo al tiempo que quede hasta ellos. Una vez anotado eso, yo suelo organizar las asignaturas por nivel de dificultad, aunque sea en una lista a sucio, y luego compruebo en qué fecha están los exámenes más complicados.

Llega el momento de darle el máximo partido a la agenda, ¡que para algo nos dejan tanto espacio por hoja!

Esto puede parecer muy cuadriculado, pero personalmente me gusta fijar un horario de estudio y así me obligo a seguirlo. A las asignaturas más complicadas les asigno más horas y suelo estudiarlas todos los días. Para las que sean más sencillas les asigno menos tiempo, pero también a diario. Por último, organizo las asignaturas "sencillas" y que están más lejos. A estas les asigno algo menos de tiempo y voy intercalandolas entre los días de la semana.

Otro punto muy importante sonlos descansos.La mente funciona mucho mejor si le dejamos respirar de vez en cuando. Por eso, cada hora y media / dos horas, dejo un descanso de unos 15 minutos. Pero descanso de verdad. Con esto me refiero a que no paso los 15 minutos mirando el móvil, que me va a cansar la vista. Busco cualquier otra actividad que me ayude a despejar.

*El móvil suele ser una distracción, por eso yo desactivo mis datos / wi-fi mientras estudio.

A la hora de comer es a la que doy más importancia, y se lleva un descanso de una hora. Antes de comer me gusta hacer media hora de deporte, porque a mí me ayuda, aunque quizá cada persona tenga su truquillo. La media hora restante va destinada a ducha y comida y, creedme, es lo justo para recargar las pilas y poder volver a tope.

Por último,dedico las mismas horas de sueño que de estudio.Y sí, lo cumplo. Si me organizo bien, con nueve horas de estudio diarias (sin contar descansos) me va bien, y dormir unas nueve horas le va genial a mi cuerpo para poder empezar el día con fuerza. El resto del tiempo es el que dedico a ocio, que no es mucho, pero en época de exámenes hay que darlo todo, ¡que luego ya llega el verano!

Os dejo un ejemplo de un día en época de exámenes, ¡espero que os ayude!

8:00 - Suena la horrible alarma del despertador

8:30 - Electromagnetismo

10:30 - Primer descanso (15 minutos)

12:30 - Segundo descanso (15 minutos)

12:45 - Métodos matemáticos

14:00 - Descanso hora de la comida

15:00 - Mecánica y ondas

16:50 - Primer descanso (15 minutos)

18:30 - Segundo descanso (15 minutos)

18:45 - Ecuaciones diferenciales

© 2007 - 2022 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros